02 de marzo de 2018
02.03.2018
OPINIÓN Salvador Llopis Ibiza

El momento de bajar impuestos

02.03.2018 | 12:15
El momento de bajar impuestos

El concejal de Hacienda de Oliva, Vicent Canet, anuncia que por sexto año consecutivo el presupuesto municipal se liquida en positivo, con 1.829.731 euros de remanente. Y con buenas perspectivas para el 2018, confirmando el buen momento económico del ayuntamiento.

Esta liquidación de presupuesto viene a continuar una situación positiva que empezó a estrenarse en la liquidación de 2012, primer ejercicio en positivo después de muchos con liquidaciones negativas queremos remarcar que es ese año, cuando entra en vigor de Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Dicha Ley regula la estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de todas las Administraciones Públicas, desde las estatales y autonómicas hasta las municipales, y el conocido como «techo de gasto» tiene como objetivo controlar el gasto de todas las Administraciones, ejerce de protección de los ciclos económicos, frenando excesos en las épocas de prosperidad económica y caídas en picado en otras de precariedad, y nos hace cumplir con las exigencias europeas. Además de que trasmite la idea de igualdad en las exigencias presupuestarias, de responsabilidad y lealtad institucional entre todas las Administraciones.

Habla el Sr. Canet de que es incorrecto aplicar la misma medicina a todos los enfermos, nosotros hablaríamos mejor de vacuna, por lo de preventiva, y que esa vacuna aplicada a todas las administraciones públicas, incluido nuestro Ayuntamiento, ha sido la manera más eficaz de reconducir a sendas y caminos positivos las liquidaciones municipales. Que se limita la autonomía municipal es evidente, más bien diríamos nosotros que la controla, por ello tacharla de injusta es discutible, y que perjudique a la ciudadanía es falso, tal y como dan a entender los gobernantes del cuatripartito. Hacen una lectura partidista, populista y poca altura de miras con afirmaciones que ayudan a romper la estabilidad económica y política del país, así como perjudicar los servicios públicos estatales.

La normativa estatal ha dado buenos resultados, aunque aún queda camino por recorrer, pero es evidente que estamos en un ciclo económico bueno y se están recibiendo más subvenciones que nunca, también apostamos por recibirlas desde Europa, luego algo tendremos que cumplir y responsabilizarnos.

Por otra parte no vale excusarse en la normativa estatal para justificar la carestía en la prestación de servicios municipales. Mírense ustedes las carencias, creemos que derivan de su falta de trabajo político de racionalizar y optimizar los recursos, por ejemplo en materia de personal cuando se gastan el 52% del presupuesto, en servicios de saneamiento urbano cuando consienten que entre tres empresas esté la ciudad hecha un asco y fusionando los servicios se ahorra y optimiza.

Pero queremos llegar a plantear que con el resultado positivo de nuestro presupuesto deberían seguir los pasos del municipio de Miramar, que por segundo año consecutivo ha conseguido que el Ministerio acepte una reducción de los valores catastrales de los inmuebles, un 12 % en dos años, con la consiguiente rebaja de los impuestos. Eso es ayudar a la ciudadanía, sr. Canet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook