01 de mayo de 2018
01.05.2018

Una carretera que ya nunca será como se diseñó hace casi medio siglo

30.04.2018 | 21:59

? La carretera Natzaret-Oliva, de la que es titular la Diputación de València, fue concebida hace más de medio siglo con el objetivo de habilitar una vía continua entre ese barrio de València y la ciudad de Oliva como alternativa a la carretera nacional 332 y, así, comunicar los municipios más cercanos al mar. Se hicieron muchos tramos, pero, pasados los años, aquel se ha demostrado un proyecto que ya es inviable completar. Sin ir más lejos, en Gandia resulta imposible que la carretera ocupe suelo que es urbano y que conecte el tramo de la playa, que ahora se convertirá en un bulevar, con la vía que sigue hacia Daimús. Más que carretera, la Natzaret-Oliva es ahora un vial que, al llegar a los pueblos, se convierte en calle, como ya han hecho, en la Safor, localidades como Daimús o Miramar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook