08 de mayo de 2018
08.05.2018

Diez mil escalones a ritmo de maratón

Paco Millán, del CA Safor Delikia Sport, y Vicent Faus (CE Quatre Gats Ròtova) conquistan el exigente Maratón de la Gran Muralla China

07.05.2018 | 21:59
Paco Millán y Vicent Faus, a la izquierda. A la derecha Millán sube un tramo de la Gran Muralla.

Carreras populares. La pasión por sumar maratones hace que algunos corredores no se conformen con los que se organizan en las capitales de España o en el centro de Europa y busquen más adrenalina y aventura.

El Maratón de la Gran Muralla China, que este año llegaba a su 17 edición, está considerado como uno de los más difíciles del mundo, por sus frecuentes desniveles. Ningún corredor hasta ahora ha bajado de las tres horas. La salida fue a las 7 de la mañana, para evitar la humedad y el calor, aunque encontraron un ambiente agradable y fresco para correr.

Paco Millán y Vicent Faus viajaron juntos y aprovecharon su estancia en China, del 24 de abril al 3 de mayo, para hacer turismo.

Millán, que ya tiene varios maratones a sus espaldas en ciudades como Madrid, Sevilla, Nueva York o la carrera Quebrantahuesos, confiesa que ha sido la prueba más dura a la que se ha enfrentado hasta ahora, sobre todo por los escalones, tanto de subida como de bajada. «Había algunos tan verticales que tenías que subirlos a gatas», apunta.

Por su parte, Vicent Faus, de quien partió la idea de viajar a China, ya ha realizado 27 maratones. «Desde el pasado mes de septiembre he enlazado uno por mes; Berlín, Bilbao, Valencia, Lanzarote, Tarragona, Malta, Barcelona? pero cada vez me apetece algo más aventurero», señala. En el año 2015 completó uno en el Sáhara.

Para preparar la aventura china ambos entrenaron en lugares escarpados y con escalones parecidos, como la subida a la sierra de la Safor, el Castell de Bairen, el Mondúver, o las calles del barrio de Santa Anna, en Gandia.

Opinan, no obstante, que el maratón «merece la pena por el paisaje y las vistas, con una abundante vegetación, por recorrer una de las siete maravillas del mundo y por el entorno, con pueblos típicos chinos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook