08 de agosto de 2018
08.08.2018

Las huellas del Iboga siguen presentes más de una semana después de acabar

Vecinos de la playa de Tavernes se quejan por la presencia de telas, hierros, botellas y calles cerradas Desde el ayuntamiento señalan que «la organización está trabajando en el desmontaje»

07.08.2018 | 21:51
Una calle todavía cortada una semana después de la finalización del Iboga Summer Festival.

El pasado 29 de julio el Iboga Summer Festival cerraba las puertas de su sexta edición en la playa de Tavernes de la Valldigna. Sin embargo, casi diez días después de la finalización de este evento, los vecinos de la zona se quejan porque todavía quedan restos del festival cerca de sus viviendas.

«Llevamos casi un mes con las carreteras cerradas y una semana después de que termine el Iboga, todavía sigue el camino cortado», explica una vecina del municipio a este periódico. Reconoce que «ayer empezaron a verse movimientos de limpieza, pero todavía hay hierros, vallas, botellas y telas por las calles». «No se ve a gente trabajando y está todo hecho un desastre», denuncia.

Esta vecina señala que el corte de carreteras impide la circulación de los vehículos y, además, «pasar a pie por estos lugares es complicado, ya que hay que apartar las vallas».

La vallera destaca que «a finales de junio empezaron a trabajar en el evento, todavía siguen los restos y en unos días empieza el próximo festival, por lo que no son solo los cuatro días del acontecimiento, sino todo el verano». No obstante, esta vecina remarca que «nos gusta que hagan cosas en el pueblo, pero se suma todo y estamos hartos, por lo que hemos presentado una queja al ayuntamiento».

Por su parte, el concejal de Festivales del municipio, Josep Llàcer, señala que «la promotora está desmontando las últimas piezas durante estos días, pero ellos tienen sus tiempos y su trabajo».

Además, Llàcer destaca que «durante los próximos días celebraremos la Matinal Motera y el Mediterránea, por lo que la zona seguirá ocupada». No obstante, explica que «durante el fin de semana estarán abiertas las calles, si los organizadores de la matinal no las necesitan».

El concejal recalca que «esta es una de las zonas más alejadas y menos utilizadas de la costa, ya que, aunque hay algunas casetas, antes la ubicación del festival cortaba más calles».

Llàcer expresa que «todas las actividades tienen ventajas e inconvenientes, pero estas generan un impacto económico en la ciudad e intentamos disminuir el impacto negativo ocasionado dentro de nuestras posibilidades».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine