Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una obra inacabada impide a Oliva ampliar los polígonos industriales

La Generalitat se compromete a adoptar medidas para poder urbanizar

El polígono de Jovades, en Oliva, contiguo a las zonas industriales que se pretenden urbanizar. | XIMO FERRI

El polígono de Jovades, en Oliva, contiguo a las zonas industriales que se pretenden urbanizar. | XIMO FERRI

Hace años el Ayuntamiento de Oliva, con los informes de los técnicos en la mano, ya advirtió al Ministerio de Medio Ambiente de lo inoportuno de haber dejado inacabadas las obras del Plan Contra Inundaciones de la Rambla de la Gallinera y de las graves consecuencias que aquello iba a tener. En concreto, la empresa pública Acuamed sí ejecutó la prolongación del cauce de la Gallinera hasta el mar, entre otras actuaciones contempladas en el conjunto del proyecto, pero suspendió sine die la construcción de una presa de laminación, ubicada en la confluencia de los términos de Oliva y l’Atzúbia, que habría contribuido a «domesticar» las temibles avenidas que discurren por ese cauce y que cíclicamente inundan un enorme espacio situado al sur de la ciudad.

Como aquella presa no se hizo, y de momento no hay noticias de que se vaya a retomar el trámite para su construcción, una de esas consecuencias es que el ayuntamiento no puede llevar a cabo la ampliación de los polígonos industriales situados entre las carreteras de Dénia y de Pego, en los denominados sectores 4 y 17, precisamente porque están sometidos a un elevadísimo riesgo de quedar bajo las aguas cuando se produce un episodio de lluvias intentas y prolongadas en la cuenca de la Gallinera.

Esa parálisis que impide ensanchar las áreas industriales ha llevado al ayuntamiento a buscar alternativas para reducir el riesgo de inundabilidad en la zona y, si los informes técnicos lo corroboran, conseguir la autorización para urbanizar con el objetivo de que se puedan instalar empresas que creen puestos de trabajo.

Con esa finalidad, la vicalcaldesa de Oliva, Ana Morell, mantuvo una reunión con el director general de Agua de la Generalitat, Manuel Aldeguer, quien, según Morell, mostró la disponibilidad de la Administración autonómica para contribuir en ese fin.

La vicealcaldesa explicó a este periódico que salvar la inundabilidad del sur de Oliva no es sencillo, pero en el encuentro con Aldeguer se apuntaron soluciones, como la construcción de depósitos de tormentas y la disposición de canales que faciliten la evacuación de agua hacia el mar, haciendo más permeables las infraestructuras de la zona.

En la reunión entre Aldeguer y Morell, a la que también acudieron los concejales de Planificación Urbanística, Miguel Monzonís, de Medio Ambiente, Maria Josep Llorens, y de Ocupación y Empresa, Kino Calafat, se coincidió en la «necesidad urgente» de aportar medidas para ampliar los polígonos, más aún teniendo en cuenta que ya están en marcha las obras del Enlace Sur entre las carreteras de Pego, la N-332 y la autopista A-7 en este punto, facilitando la llegada y salida de mercancías, lo que ya se ha traducido en un interés de las empresas por instalarse en esta zona.

«Es fundamental acabar con el riesgo de inundabilidad», indicó Morell tras el encuentro, y señaló a este periódico que el próximo paso será una reunión con responsables de las consellerias implicadas en los proyectos que se ejecutarían para salvar la inundabilidad y hacer posible esa ampliación de los polígonos.

El plan paralizado «desaparece» de la página de Acuamed

La construcción de la presa de laminación en la rambla de la Gallinera, incluida en el plan para prevenir inundaciones, era uno de los elementos fundamentales para que el sistema funcionara. Es decir, para que ese río de régimen marcadamente torrencial no se desbordara. Pero Acuamed, la empresa pública del Ministerio de Medio Ambiente, se excusó en un cambio en la estructura para garantizar la seguridad, y señaló que por eso el proyecto se retrasaría. Hoy es la hora que no se sabe si realmente existe la voluntad de seguir adelante, pero, como pudo comprobar ayer este periódico, el plan de la rambla de la Gallinera ya ni siquiera aparece en la sección de proyectos de la web de Acuamed.

Compartir el artículo

stats