Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad del pescado de lonja de la provincia sale del puerto de Gandia

La Comisión de Cofradías señala que el sector mantiene 154 puestos de trabajo en la ciudad

Un grupo de pescadores trabajando sobre una embarcación situada en mar abierto. | LEVANTE-EMV

Un grupo de pescadores trabajando sobre una embarcación situada en mar abierto. | LEVANTE-EMV

La Cofradía de Pescadores de Gandia capturó más de 1.020 toneladas de pescado y marisco en 2019, según el balance definitivo difundido ahora por la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (Coincopesca). Esta labor generó un total de 3,5 millones de euros por la pesca de lonja, y supone el 48,5% del pescado y marisco total que se comercializó en la provincia de Valencia.

La lonja del Grau de Gandia es una de las que trabaja bajo la marca de garantía «Peix de Llotja», gestionada por Coincopesca, una propuesta que nació en 2017 de la mano de la Conselleria de Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica y Transició Ecològica, junto con las federaciones provinciales de cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana.

Este distintivo pretende dar valor y reconocimiento a los trabajadores del sector, que proporciona empleo a cerca de 8.000 personas, de las cuales 3.000 lo hacen a través de empleos directos. De estos, 154 puestos de trabajo se generan en el puerto de Gandia, que acoge a 44 de los 588 buques que operan en el conjunto de la Comunitat Valenciana.

Incremento en el consumo

Según Coincopesca, el impulso de la marca «Peix de Llotja» ha permitido potenciar la venta de pescado, «un alimento referente de la Comunitat Valenciana», y con ella se pretende estimular el consumo sostenible del pescado y marisco recogido en el litoral.

Así, y siempre según los datos aportados por Coincopesca, en la Comunitat Valenciana el consumo de pescado capturado en las costas y gestionado a través de las cofradías locales aumentó un 10% respecto al año anterior.

El elemento diferencial de la marca «Peix de Llotja» es que los productos recogidos por las cofradías valencianas «se obtienen de manera sostenible y respetuosa con el medioambiente», por lo que, bajo los auspicios de la Generalitat, se considera un producto ecológico y de kilómetro cero, es decir, la distancia entre su captura y el punto en que se consume es reducida, lo que supone un descenso de las emisiones de gases contaminantes por el transporte.

Coincopesca está formada por 19 cofradías de pescadores, 10 en la provincia de Alicante, 5 en la de Castellón y otras 4 en la de Valencia, entre ellas la del Grau de Gandia. Su función reside en abastecer diariamente las lonjas pesqueras, reguladas como establecimientos portuarios de control y primera venta de los productos frescos de la pesca y marisqueo, atendiendo las necesidades generales de ordenación del sector.

La cofradía grauera ha llevado a cabo, junto al Ayuntamiento de Gandia, diversas iniciativas para difundir las excelencias del consumo de pescado de lonja, algo que ahora también está haciendo la Generalitat y el Gobierno de España.

Compartir el artículo

stats