03 de mayo de 2016
03.05.2016
Demanda

Una discoteca de Alicante pide a Kiko Rivera 11.000 euros por no ofrecer una actuación

La sala y el hijo de Isabel Pantoja habían firmado un contrato para que ofreciera una sesión como dj por 2.000 euros

03.05.2016 | 19:23
Kiko Rivera.

Una sala de música de San Juan de Alicante, 'Danzáa Klub', ha presentado una demanda contra Kiko Rivera en la que le pide unos 11.000 euros por daños y perjuicios después de que éste no ofreciera una sesión contratada en calidad de 'dj'.

Uno de los socios de 'Danzáa Klub' de San Juan, Carlos Joaquín Poveda, ha relatado a Efe que representantes de la sala y del famoso habían firmado un contrato para la actuación de Rivera el pasado 28 de noviembre de 1 a 3 horas de la madrugada, a cambio de 2.000 euros más IVA.

Rivera debía haber ofrecido una sesión de lo que en el argot se denomina como 'djset', una combinación de músicas comerciales, y la sala alicantina había colgado el cartel de 'agotado' con un aforo de 130 asientos, cada uno de ellos a un precio de 10 euros.

Poveda ha indicado que Rivera, que cobró un anticipo de alrededor de mil euros (que según su versión no ha devuelto), estuvo en las horas anteriores en un hotel de Alicante aunque a la hora del espectáculo no salió del mismo pese a la obligación contractual, y ha añadido que "no dio la cara" y que únicamente su representante adujo que había enfermado repentinamente, sin más detalles.

De esta manera, ni Rivera ni su representante aportaron certificado o notificación médica alguna y, además, los responsables de la sala se sorprendieron al día siguiente al ver su participación en un programa de una cadena televisiva de carácter nacional, aparentemente en un buen estado de salud.

"Hemos contratado a muchos artistas y nunca jamás nos ha dejado tirado nadie. Creemos que ha sido un 'caradura' ya que no hemos visto un mínimo esfuerzo por darnos una explicación ni por compensar la ausencia en otra fecha posterior, y ni tan siquiera nos ha devuelto el dinero adelantado", ha comentado Poveda.

La sala le pide un total de 11.000 euros por la obligada devolución de las entradas al público, por el dinero adelantado y los gastos que tuvieron de promoción del evento y de organización de la sesión finalmente no celebrada, entre otros conceptos.

Esta demanda por daños y perjuicios iba a ser inicialmente presentada ayer, lunes, aunque al ser festivo ha sido formalizada en la mañana de hoy, según Poveda, en los juzgados de Sevilla, por ser ésta la ciudad donde se rubricó el contrato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine