Suscríbete

Caso Abierto - Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El jurado popular absuelve a la mujer acusada de asesinar a tiros a su novio en Águilas

Por unanimidad, no ven pruebas para condenar a Cristina Elena T. por la muerte del italiano, hijo de un capo del crimen organizado de Reggio de Calabria, que recibió siete balazos, el último en la frente

Cristina Elena, en la puerta de la Audiencia Provincial de Murcia, donde se celebró su juicio. Israel Sánchez

No se pueden comportar así con una persona que nunca en la vida ha hecho nada”, dijo, cuando declaró por primera vez en la Audiencia Provincial de Murcia, Cristina Elena T., la acusada de asesinar a tiros a su novio en verano de hace cinco años en Águilas (Murcia). La mujer sostuvo siempre que fue un encapuchado, pistola en mano, el que mató al italiano. Ella es "una persona normal y corriente, no una asesina", aseveró. Tras unos días de vista y apenas unas horas de deliberaciones, el jurado popular ha emitido su veredicto.

La víctima del crimen fue Giuseppe Nirta, de 52 años, hijo de un capo del crimen organizado de la región de Reggio de Calabria. Esta circunstancia pesó sobre los investigadores de la Policía Judicial en un principio, aunque luego el cerco se fue estrechando en torno a su compañera sentimental. La única que se sentó en el banquillo.

Pasadas las cinco y media de la tarde, en una vista presidida por la magistrada Concha Roig y en la que se encontraba presente Cristina Elena, la portavoz del jurado leyó el objeto del veredicto.

El jurado no considera probado que Cristina Elena T. fuese la autora del crimen. Por unamidad. "Cristina Elena T. no dio muerte a Giuseppe Nirta", sentenció.

"Han sido ustedes un ejemplo de buen hacer", dijo la jueza al jurado popular, "han hecho lo que les pedí: no han hecho que una buena historia entorpezca la realidad". Roig dictó sentencia absolutoria in voce. Absolvió a la mujer tanto del delito de asesinato como del delito de tenencia ilícita de armas.

Dado que esta sentencia no es firme, Cristina Elena aún no podrá salir de España y siguen retenidos su pasaporte y el dinero de la fianza. Sí queda sin efecto la obligación de presentarse todos los días en sede judicial.

La Benemérita descartó que la mafia calabresa estuviese detrás del asesinato de un hombre que recibió hasta siete balazos, el último en la frente, a modo de ejecución. Pero Cristina Elena, que fue detenida más de un año después del crimen, insistía en que no hizo nada. En que ella es otra víctima que, afortunadamente, pudo escapar con vida.

"Vi una luz del arma", declaró en la segunda sesión del juicio, a preguntas de su defensor, Evaristo Llanos, para explicar que recuerda un fogonazo. "He ido al psicólogo", añadió.  

Compartir el artículo

stats