La Guardia Civil ha detenido a siete personas componentes de una organización que había cometido al menos 40 asaltos a viviendas en varias provincias y que se había hecho con un botín de unos 800.000 euros, según ha informado en un comunicado la Benemérita. La organización tenía su base de operaciones en Gandia, tal como ha dado ha conocer responsables de la investigación, que también ha acabado con cinco registros en varias viviendas de Madrid y Valencia.

En total, la operación ha supuesto la detención de los siete integrantes del grupo y se intervinieron joyas, dinero en efectivo, productos de tecnología y material empleado para la comisión de los robos.

Robos en Salamanca, Valladolis, León, Palencia, La Rioja, Navarra y Zaragoza

La operación para desarticular a esta banda comenzó el pasado mes de marzo, cuando se cometieron una serie de robos en viviendas en la provincia de Salamanca. La Guardia Civil inició las pesquisas al sospechar que los autores podrían ser los mismos que habían realizado otros asaltos similares en las provincias de Valladolid, León, Palencia, La Rioja, Navarra y Zaragoza.

Varios miembros de la banda no residían en España, sino que usaban el aeropuerto de Lisboa para sus entradas y salidas de España con destino a Albania, su país de origen. La base de operaciones estaba situada en Gandia, desde donde se desplazaban a las diferentes provincias en las que realizaron los asaltos.

La Guardia Civil ha indicado que los líderes de la banda cambiaban de nombre "de forma habitual" en Albania, lo que dificultaba su rastreo en España. Uno de ellos, llegó a contar con tres nombres e identificaciones diferentes.

En la operación han colaborado la Policía de Segurança Pública de Portugal y un grupo de trabajo policial en Albania.