22 de noviembre de 2018
22.11.2018

Entrevista

Antonio José: "Mi último disco tiene un sonido más maduro"

Antonio José vive el despegue y el cénit de su carrera en la música al mismo tiempo

22.11.2018 | 14:00
Antonio José: "Mi último disco tiene un sonido más maduro"

El cantante Antonio José (1995, Palma del Río, Córdoba) vive el despegue y el cénit de su carrera en la música al mismo tiempo. Desde que desplegara las alas al alzarse como ganador de la tercera edición del talent show La Voz en 2015 y pergeñara los discos El viaje (2015), Senti2 (2016) y A un milímetro de ti (2017), el artista se ha alzado con un Disco de Oro, cuatro Discos de Platino y una concatenación de primeros puestos en las listas oficiales de ventas nacionales. Además, inmerso en la gira de promoción de su tercer disco, su voz también arropa la banda sonora de la Selección Española en el Mundial de Fútbol de Rusia 2018, que canta junto a Juan Magan bajo el título Se vive mejor.

El pasado noviembre de 2017 lanzaba A un milímetro de ti , el tercer disco de su carrera musical. ¿Cómo define el repertorio de este álbum?

A un milímetro de ti es un disco que me ha devuelto la vida, porque es un disco en el que he puesto toda mi esencia y todo mi cariño. La verdad es que tenía ganas de hacer un disco muy versátil y, sobre todo, muy diferente, en el que una canción no tuviera nada que ver con la otra y cada una tuviera su propia historia. Por tanto, diría que nos ha quedado un disco muy bipolar, porque mezcla distintos géneros, pero el resultado ha gustado mucho y yo estoy muy feliz con él, porque ha quedado tal como yo quería y, además, siento que suena muy bien en directo.

Cuando alude a una mezcla de géneros, ¿cuál o cuáles diría que se ajustan más a su estilo?

Pues el género pop, sobre todo, pero también el género más urbano o latino. Además, en este disco también se encuentra algún tema de pop-rock, que es un estilo que tenía muchas ganas de explorar, así que me aventuré junto con mis productores y, al final, el resultado quedó a gusto de todos.

Aunque su carrera acaba de despuntar, ¿en qué medida refleja este disco una solidez mayor con respecto a sus álbumes anteriores?

Yo creo que este es un disco más elaborado, que grabamos a medias entre Los Ángeles, con Mauricio Rengifo [Cali y el Dandee] y Andrés Torres a la cabeza, y España, con el productor y músico David Santisteban, quien se implicó tanto en el proceso de composición como de producción. En definitiva, creo que este último es un disco con un sonido más cercano a lo que siempre he querido ir y que, efectivamente, tiene un sonido más maduro. Para mí, lo importante es que me siento muy reflejado en este disco, desde principio hasta el final.

¿También ha participado en el proceso de composición?

Obviamente, porque hacer tus propios temas te abre una ventana muy grande a la hora de llevarlos a un directo. El hecho de que sean tus letras las que tienes que interpretar ayuda mucho a la hora de hacerlo.

Su vida dio un giro de 360º grados a raíz de su participación -y triunfo- en el programa televisivo La Voz en 2015, ¿cómo enfocó su carrera después de esta experiencia?

Aquella experiencia supuso un punto de inflexión en mi carrera y me siento muy agradecido por todo lo que me ha deparado. Ojalá la carrera que surgió en La Voz siga consolidándose y dure en el tiempo, porque ese es mi objetivo: ser un artista de largo recorrido y que, dentro de unos años, pueda seguir viviendo de lo que más me gusta hacer, que es la música, con el apoyo del público. La industria de la música es un mundo muy complicado, donde tienes que tener mucha constancia y, al mismo tiempo, tratar de mantener siempre los pies en la tierra, buscando la forma de ser tú mismo y de responder a lo que te pide tu público.

¿Y cuál es su fórmula para mantener los pies en la tierra?

La mía ha sido rodearme de los míos, siendo yo mismo siempre, que creo que es lo más importante y lo más bonito por lo que puede apostar un ser humano. Siempre he llevado eso por bandera, porque creo que es muy importante no olvidar tus raíces y tenerlas siempre muy presentes. Y doy gracias a Dios por haber heredado esos valores de mi familia, que, además, siempre ha estado a mi lado apoyándome.

A la edad de 10 años, representó a España en el talent show infantil Eurojunior, donde quedó en segundo puesto. ¿Qué le atrae de este tipo de plataformas como pasarela hacia la industria de la música?

Yo siempre he comparado estos programas o talent shows con el oficio de un ojeador de fútbol. Al fin y al cabo, el futbolista está en un equipo y, si no es por el ojeador, el talento del futbolista no tiene proyección. En este sentido, creo que este tipo de programas, como La Voz, ayuda al artista y a los músicos de hoy en día a tener una ventana muy visible para darse a conocer.

En su opinión, ¿qué imagen que existe hoy sobre los talent shows televisivos en España?

Yo creo que la imagen hacia estos programas ha cambiado mucho y que, si no fuera por estos espacios, nuestro país se hubiera perdido a grandes artistas, como, por ejemplo, Manuel Carrasco o David Bisbal, que son grandes artistas que, hoy en día, nos representan a los músicos y a nuestra música. Creo que la demostración de su talento ha hecho que, gracias a Dios, tengamos hoy otra percepción de estos programas o talent shows.

¿Alguna vez, en los años posteriores a Eurojunior, se planteó un camino alternativo?

Yo viví algunas épocas en las que decaí en el proyecto de cumplir mi sueño, porque hoy es muy difícil que las discográficas te escuchen y que se apueste por un artista nuevo. Pero la verdad es que, ahora, en este momento de mi vida, recuerdo esa época con mucho cariño, porque creo que fueron etapas de mi vida que me han educado y enseñado mucho. En ese sentido, me siento muy orgulloso de haberlas vivido, porque ahora me han ayudado a ser más conocedor del mundo al que me enfrento, así que me quedo con todo y no tiro nada de lo que he vivido a la basura, y valoro cuánto nos enseñó tanto a mí como a mi familia.

¿Cuál ha sido la experiencia más enriquecedora a su paso por La Voz?

Además de la experiencia de haber ganado, me quedo, obviamente, con haber estado en el equipo junto a Antonio Orozco, un gran artista al que tengo mucho cariño y al que considero un gran amigo, porque me ayudó mucho durante toda esa etapa en La Voz. Luego, sin duda, me quedo con el artista que más me ha enseñado por su música, su talento y su maestría, que es Alejandro Sanz. Creo que él ha marcado un tiempo y un género en la música y que, a día de hoy, es una leyenda viva, que sigue alumbrándonos el camino a muchos músicos.

Antes mencionaba el fútbol, una de sus pasiones junto a la música. ¿Cómo surgió la propuesta de poner voz a la canción del Mundial de Fútbol de Rusia?

La propuesta de la canción surgió por parte de la propia compañía y de Telecinco, y me siento muy feliz por haber podido poner voz y música a este Mundial de Fútbol y a la selección. También estoy muy contento por que Juan Magan, a quien admiro mucho, se sumase a este camino pero, sobre todo, lo estoy por la grandísima acogida que ha tenido esta canción. Ojalá le dé suerte a la selección para jugar un gran papel en este Mundial.

¿En qué medida fue un reto componer una canción que suena en bucle varias veces al día y, con toda probabilidad, durante el resto del verano?

La verdad es que ha sido un reto muy bonito y lo volvería a repetir una y mil veces, si pudiera. Ojalá esto no acabe aquí y la canción siga teniendo recorrido, y que este verano les pueda hacer bailar mucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook