Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El protagonista del partido

Piatti: "Queremos la tercera plaza"

El empate entre Sevilla y Atlético les deja a un punto del tercero - Lleva cuatro goles en los últimos cuatro partidos - En lo que va de liga suma siete, igualando sus mejores registros desde que fichó por el Valencia CF

Pablo Piatti posa en la grada de Mestalla instantes después de firmar su doblete.

Pablo Piatti posa en la grada de Mestalla instantes después de firmar su doblete. miguel á. montesinos

Sonriente y satisfecho por el deber cumplido, Pablo Piatti está de dulce. Su doblete a la Real Sociedad tuvo una recompensa doble, al estrechar a la mínima expresión la diferencia con el tercer clasificado, un Atlético de Madrid que no agradó mucho a los jugadores que no le quitaron ojo por la tarde en el duelo ante el Sevilla. Ojo, que no agradara no significa que estén mal. Ese empate le permite al conjunto dirigido por Nuno alejarse a siete puntos de la quinta plaza, y afrontar el duelo del Vicente Calderón del próximo domingo con opciones de adelantarle. Y gran parte de culpa la tiene Piatti.

Mestalla coreó su nombre cuando Nuno, que le ha dado confianza plena desde el primer día, decidió retirarle tras otro partido sacándole brillo a sus botines. Su nivel alto comienza a convertirse en hábito después de que el técnico reclamara su presencia al perder en Málaga. Cuatro goles en los cuatro partidos posteriores a aquella derrota, son otro motivo más para reafirmar la «resurrección del Ave Fénix», como bromea mientras posa para Levante-EMV. Venía de charlar con su amigo Canales, ahora en la Real Sociedad, el primero que se alegra en ver la sonrisa del argentino. Una vez recuperado el «11» en la espalda, terminación en el número de la butaca donde prefiere sentarse, Pablo va camino de firmar su mejor temporada en el Valencia CF, después de igualar los siete goles con firma propia de toda la temporada anterior. «Estoy muy contento, sinceramente no miro para atrás, creo que ahora mismo hay que mirar para adelante y sin duda, en este proyecto tan ambicioso, es lo que necesitamos. Me siento muy bien y con confianza a nivel personal», aseguró el argentino tras otra victoria. Un proyecto calificado como ambicioso y del que quiere formar parte interpretando un papel protagonista, guardando en el cajón los peores momentos del pasado reciente. Esa fuerza que sacó cuando sólo él y su familia confiaban en revertir su situación le han convertido en un futbolista más fuerte.

Quizá por eso no le sorprende llevar un promedio de 201 minutos para marcar, registros que sólo superó en sus orígenes con Estudiantes, donde la redujo a 175 minutos. Ya queda lejos aquella temporada 2006/07, en la que comenzó a dar que hablar, antes de dar el salto a Europa. Su récord goleador lo fijó en 10 goles vistiendo la elástica del UD Almería, el año anterior a su fichaje por el Valencia CF, con el que ahora disfruta al máximo€ por sus goles, pero sobre todo porque estos sirven para alcanzar el objetivo del colectivo. La palabra «equipo» es una de las más utilizadas por Piatti, de ahí sus reflexiones: «Está claro que este año estoy viendo más goles a nivel personal, pero siempre digo que lo que me gusta es ayudar al equipo, este año con goles, pero bueno, ahora hay que pensar en estar arriba».

En el vestuario habían hablado de la importancia que tenía el partido ante la Real Sociedad, partido previo para visitar el Vicente Calderón. La confianza después de encadenar cuatro victorias seguidas les permite llegar lanzados al duelo contra el tercer clasificado de la liga. Antes de abandonar las entrañas del estadio de Mestalla, donde le esperaba su familia, Piatti reconoció que «ahora tenemos un partido complicado contra un rival directo. Necesitamos de todos, estamos muy confiados en lo que va a aportar cada jugador, que es lo mejor de cada uno».

Hacer los deberes permitió a los futbolistas ver el encuentro vespertino entre el Sevilla y el Atlético con más tranquilidad, porque como Pablo reconoce, «queremos la tercera plaza». El «11» quería un empate, y así rentabilizar la jornada sumando dos puntos más que los dos rivales que le rodean. Como si de una varita mágica tuviera, sus deseos fueron órdenes y la «X» no se movió en el Sánchez Pizjuán, mientras tomaban nota de las virtudes y los defectos del próximo rival en liga, con el que esperan competir y si es posible€ sumar una nueva victoria que significaría dar un golpe encima de la mesa.

Pablo está siendo uno de los futbolistas más determinantes del plantel, y en los próximos días se va a negociar el Valencia CF para ampliarle el contrato más allá del 30 de junio de 2016, como expresa su vinculación actual. Su idea es continuar, y su papel en el equipo comienza a ser considerado un ejemplo para aquellos futbolistas que pasan por dificultades en un momento dado. Piatti es un ejemplo de superación que le está dando muchos puntos al equipo y ante la Real volvió a ser clave.

Compartir el artículo

stats