28 de noviembre de 2018
28.11.2018
Juventus 10Valencia CF

Falta dar un salto de calidad

El Valencia jugará la Liga Europa tras caer anoche en Turín pese a su buen partido contra la Juve - Una acción de Cristiano decanta el choque - El equipo de Marcelino ha ido de menos a más en el torneo y paga ahora su mal encuentro en Suiza

28.11.2018 | 00:06
Falta dar un salto de calidad
Falta dar un salto de calidad

El Valencia compitió con bravura en Turín, mereciendo al menos el empate, pero una genialidad de Cristiano le privó de la igualada. El equipo de Marcelino, de menos a más en la competición, se queda fuera porque el Manchester United ganó en el descuento al Young Boys con un gol ilegal de Fellaini, muy de Mourinho. Pese a la decepción, los 700 seguidores valencianistas en Turín se marcharon orgullosos de su equipo, que disputará ahora la Liga Europa. Le han penalizado dos encuentros en los que no estuvo a la altura: la novatada frente a la Juve en Mestalla y la pésima respuesta en el empate en Berna frente al Young Boys. Gabriel Paulista en defensa y Coquelin en el centro del campo volvieron a ser ayer unos colosos.

El Valencia firmó una primera parte brillante en el aspecto defensivo, y llegó al descanso con la miel en los labios: el violento remate de cabeza de Diakhaby, al primer palo tras un centro de córner de Parejo, parecía destinado a entrar en la portería de Szczesny, pero el meta polaco replicó con una portentosa parada, llena de agilidad y de fuerza para detener el misil del central francés.

Marcelino buscó más físico con la entrada de Kondogbia y el desplazamiento de Coquelin a la derecha en lugar de Carlos Soler. La suplencia no le debió hacer ninguna gracia al mediocampista valenciano, fuera de la titularidad en Old Trafford y el Juventum Stadium. Pero el objetivo se había cumplido al completar un primer periodo pletórico por parte de Coquelin como interior derecho, rápido para contar y contragolpear.

La pena fue Guedes. Su repetido gesto, echándose la mano derecha a la ingle, explicaba las limitaciones a la hora de romper a la defensa juventina, que se replegaba con mucha gente y a toda mecha. Sorprendió Marcelino al sustituir a Rodrigo en el descanso, aunque estuvo justificado por su bajo rendimiento.

El árbitro escocés le perdonó la segunda amarilla al uruguayo Bentarcur antes de que Cristiano Ronaldo, inédito hasta entonces, sacara oro del metro que le concedió Paulista. El quiebro del portugués desde la izquierda lo redondeó con un centro raso al segundo palo embocado por Mandzukic ante la estatua de Diakhaby.

El central francés marcaría poco después, aunque lo hizo con la mano, como confesó el propio Diakhaby al sonreír después de recibir la amonestación.

No anduvo fino Kondogbia en el pase y eso lo acusó el VCF en la salida. Así lo vio Marcelino al sustituirlo por Carlos Soler (m. 71). El técnico puso toda la artillería sobre el campo: Guedes por la izquierda, Carlos Soler por la derecha y los dos puntas de refresco: Gameiro y Batshuayi.

La reacción del VCF fue valiente. Sobre todo por parte de Guedes, que lo intentó de todas las maneras: hasta con un tirazo que golpeó en la boca del estómago de Chiellini. Guedes se deja el alma. Pero el desgaste del Valencia no se tradujo en ocasiones claras de gol en parte por la excelencia defensiva de los centrales juventinos. Y en parte porque el salto de calidad que le debían haber dado los dos fichajes de los delanteros, Gameiro y Batshuayi, no se ha dado. Ni ayer ni en otros partidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook