28 de febrero de 2020
28.02.2020
Levante-emv

Rodrigo Moreno se resiente de sus rodillas y no jugará frente al Real Betis

Las molestias han reaparecido una vez que el hispano-brasileño aumentó las cargas de trabajo

27.02.2020 | 23:08
Rodrigo Moreno, en un entrenamiento con el Valencia en la ciudad deportiva.

Rodrigo Moreno no llega a tiempo al partido contra el Real Betis. Paso atrás. El delantero del Valencia se ha resentido de sus problemas en las rodillas y no estará a disposición de Albert Celades para enfrentarse al conjunto verdiblanco en Mestalla. El hispano-brasileño no salió a entrenar a diferencia de los últimos días y trabajó en solitario en el gimnasio a menor ritmo. El jugador se incorporó progresivamente al trabajo a principios de semana, el miércoles llegó a completar la sesión vespertina, pero las sensaciones a la finalización de la misma no fueron buenas. Tampoco el jueves por la mañana. La rodilla no ha respondido bien al aumento de la carga de trabajo y el cuerpo técnico, en consenso con el futbolista, ha preferido no forzar de cara al partido de este sábado teniendo en cuenta que su presencia es fundamental para el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League contra la Atalanta del próximo 10 de febrero. Si hay una mínima esperanza de remontada pasa por Rodrigo.

El problema es que nadie en el Valencia puede confirmar ahora mismo la presencia de Rodrigo dentro de dos semanas. Sus rodillas no acacaban de recuperarse. Pasan los días y los tratamientos de médicos especialistas y las molestias no remiten. La preocupación en el seno del club, lejos de ir a menos, va a más. El Valencia está preocupado y también lo empieza a estar el seleccionador nacional Luis Enrique a medida que se acerca la convocatoria de marzo. Rodrigo está viviendo un auténtico calvario deportivo en 2020. Sufrió un esguince en la rodilla derecha en el primer partido del año contra el Eibar el pasado 4 de enero en Mestalla. Se perdió tres partidos contra el Real Madrid en la Supercopa, el Mallorca en LaLiga y la UD Logroñés en Copa. Reapareció veinte días después contra el Barcelona haciendo un esfuerzo considerable para ayudar al equipo. Fue baja contra la Cultural Leonesa, viajó a la clínica del doctor Ramón Cugat en Barcelona en busca de soluciones y jugó mermado y con protecciones en la rodilla contra Celta, Granada y Getafe. «No estoy al cien por cien, estoy jugando poque tengo que ayudar al equipo. Llevo bastante tiempo con molestias en las rodillas, intento estar para ayudar al equipo para sumar porque está siendo un año complicado, me limita y me impide estar al cien por cien», reconoció en el Coliseum. Rodrigo visitó de nuevo a Cugat y descansó contra el Atlético con la intención de jugar contra la Atalanta. El '19' llegó a salir al césped a correr en un intento final por viajar a Milán, pero las molestias se cruzaron en su camino. La desesperación del jugador fue tal por perderse el partido de San Siro que pidió una tercera opinión médica. El jugador viajó a la clínica de Vitoria del especialista Mikel Sánchez. La solución pasaba por estar parado una semana. Rodrigo no jugó contra la Real Sociedad con la intención de llegar a tiempo contra el Betis. El miércoles llegó a competar el entrenamiento, pero ayer no pudo seguir el ritmo. Volvieron las molestias y tuvo que parar.

No todo son malas noticias desde la enfermería. Gabriel Paulista, por su parte, continúa consolidando sus sensaciones positivas de la semana y ha trabajado al mismo nivel que sus compañeros por segundo día consecutivo. El brasileño completó el entrenamiento por primera vez el miércoles soportando bien el dolor en el tobillo derecho y está decidido a jugar con solo dos semanas de recuperación cuando el tiempo estimado era de tres semanas como mínimo. El sábado será titular junto a Mouctar Diakhaby en el centro de la defensa. Está claro que Paulista está hecho de otra pasta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook