08 de septiembre de 2009
08.09.2009

"Ironman" contra el cáncer venderá kilómetros solidarios a un precio de 10 euros

Un deportista valenciano se enfrentará a un triatlón benéfico a nado, bicicleta y a pie para conseguir fondos para Aspanion

08.09.2009 | 05:06
Esteban, recorriendo el último kilómetro "ironman"

?
"Ironman (hombre de hierro) contra el cáncer", así es como Pedro Esteban ha bautizado la prueba física a la que se someterá el próximo 4 de octubre en Calella, (Barcelona). El triatlón benéfico al que este deportista valenciano se enfrentará consistirá en nadar una distancia de 4 kilómetros, recorrer en bici 180 kilómetros y por último correr 42 kilómetros.
Esta prueba o ironman tiene un único objetivo, ayudar a la Asociación Aspanion, (Asociación de padres de niños con cáncer de la Comunidad Valenciana). Un proyecto solidario que envuelto por el deporte venderá cada kilómetro recorrido por Pedro Esteban, ya sea a nado, en bici o caminado. El precio del kilómetro recorrido es de 10 euros. Con ello se pretende implicar y empujar a todos aquellos que quieran colaborar con una pequeña donación en la lucha contra el cáncer infantil.
Pedro ya se ha enfrentado en otras ocasiones a este triatlón, el último hace unos meses en Lanzarote. Sin embargo, esta vez hay un motivo distinto. En este sentido explicó: "siento que es el momento de aportar mi granito de arena a la dura enfermedad del cáncer, y qué mejor que a través de sacrificio y de una lucha constante física donde mi objetivo será que ganen los niños".
Cuando se trata de niños la fuerza siempre es mayor y a pesar del gran esfuerzo y entrenamiento que requiere esta prueba de alrededor de 11 horas de duración, Pedro asegura que afronta esta actividad con ilusión a pesar de que finalmente habrá recorrido un total de 226 kilómetros. "Creo que en este ironman una fuerza muy especial me ayudará a recorrer cada uno de los kilómetros". "Además, cualquier objetivo por difícil que parezca cuando se cree en uno mismo es alcanzable". Este deportista contó que la última vez que realizó esta prueba decidió no cruzar la meta la próxima vez sin tener claro por qué lo haría, qué le movería a llevar a cabo tal preparación. "Siempre me pregunto, por qué hago estos esfuerzos de entrenamientos, de carrera, de tiempo, sin encontrar una respuesta clara. Hoy tengo claro que el próximo, no me haré esta pregunta porque será solidario, un ironman contra el cáncer".
Pedro, orgulloso también recordó los momentos en los que alcanza el final y cruza la meta: "siempre pienso en mis seres queridos en los que están y los que no están en esta ocasión pensaré en todos ellos y sobre todo en que con mi esfuerzo estoy ayudando a sonreír a unos niños".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook