25 de octubre de 2010
25.10.2010

Una protesta bloquea las rampas de la plaza de la Virgen y causa varios heridos

La presencia del grupo de manifestantes de familiares de enfermos mentales obligó a los viandantes
a usar los escalones - Una anciana se hizo una brecha en la cabeza y la ambulancia tardó 20 minutos

25.10.2010 | 12:11
Una de las heridas, ayer, atendida por los servicios médicos.

Una protesta de familiares de enfermos mentales en la Plaza de Virgen de Valencia terminó ayer con varios viandantes atendidos por los medios sanitarios y con heridas muy aparatosas. Como ocurre muchos domingos, al mediodía de ayer se concentraron en la plaza de Virgen un grupo de familiares de enfermos mentales reclamando más medios humanos, técnicos y económicos para atender a los pacientes de la sanidad mental, bastante abandonados por la Generalitat Valenciana.
Nada nuevo hasta el momento. Sin embargo, los manifestantes desfilaban en círculo por la plaza, ocupando todo el vaso de la misma, lo que obligaba a los peatones a subir y bajar los escalones de la plaza, sin poder circular libremente por la parte central, que tiene rampas para evitar caídas a los viandantes. Ello ha ocasionado varios accidentes. Uno de ellos -como se ve en la foto- de una mujer mayor, que se abrió una brecha en la cabeza.
Una pareja de agentes femeninos de la Policía Local ha acudido al lugar y auxiliado a la víctima, llamando una ambulancia, que ha tardado más de veinte minutos en llegar al lugar de los hechos, junto a la puerta de los Apóstoles de la Catedral. No ha podido acceder por las rampas, a causa de la manifestación y ha tenido que circular por la acera recayente al templo basilical.
Como han sido varias las caídas, una de las agentes ha intentando que los manifestantes dejasen paso al resto de peatones, que achicaran más el círculo que hacían dando vueltas a la plaza, sin conseguirlo, a pesar de hablar con manifestantes y gentes de la organización de la misma. La intención era que las personas mayores con dificultad de subir o bajar escaleras tuvieran un espacio libre para transitar. No ha logrado que le hicieran caso.

Sin colaboración ciudadana
Además de la tardanza en llegar a un lugar tan céntrico de la ciudad, la ambulancia se ha visto con dificultades para circular por la misma plaza, por el gran número de personas que había en esos momentos en ella. No hubo colaboración ciudadana a la hora de despejar la zona por donde rodaba el vehículo sanitario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook