17 de septiembre de 2013
17.09.2013

Alumbrado asegura que el agotamiento del presupuesto anual estaba previsto

El consumo ha caído un 23% en apenas tres años, pero el gasto no baja por el incremento de tarifas

17.09.2013 | 02:22
Juan Vicente Jurado.

El Ayuntamiento de Valencia admitió ayer haber acabado con la partida de alumbrado de todo el año (más de 16 millones de euros) y haber tenido que liberar cinco millones más para pagar las facturas hasta el mes de diciembre. Esto es, según dijeron, algo habitual en los últimos años, pues se trata de una partida de gasto corriente que permite su alteración para cuadrar el presupuesto a sabiendas de que al final de año habrá dinero para terminar el ejercicio con normalidad. «Es algo que hace todo el mundo cuando tiene que cuadrar las cuentas», dijeron fuentes municipales.

Según estas fuentes, el consumo de electricidad bajó un 23% en 2012 último año cerrado respecto a 2009, año en el que el Ayuntamiento de Valencia y la concejalía que dirige Juan Vicente Jurado pusieron en marcha el plan de austeridad. La factura de la luz, sin embargo, no ha seguido la misma dirección, ya que «las compañías han subido el recibo en la misma medida o más». Eso no es, en cualquier caso, lo que ha motivado el consumo de todo el presupuesto de alumbrado a falta de cuatro meses para cerrar el año. Todo parece indicar que entraba dentro de lo previsto y que es una maniobra habitual para cuadrar las cuentas, por lo que no le dieron mayor relevancia. «La oposición dirá que es una mala práctica, pero lo hace todo el mundo», dijeron las fuentes.

Por su parte, el concejal socialista Pedro Sánchez, que fue quien denunció el agotamiento del presupuesto de alumbrado, dio cuenta ayer del estado de ejecución del presupuesto municipal y aseguró que el ayuntamiento debía, a 31 de agosto, 51,6 millones de euros a empresas y proveedores. A este mes, además, llegó con 80 millones pendientes de pago, lo que supone un incremento de 53% respecto a la misma fecha del año anterior.

Sánchez explicó que los ingresos se han incrementado un 18,9% al pasar de 419 a 498 millones en lo que va de año, por lo que le recriminó que no aproveche esa circunstancia para cumplir con la Ley de Contratos , que obliga a pagar en 30 días. Esos retrasos han costado este año 7 millones en intereses de demora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído