20 de febrero de 2015
20.02.2015
En la Avenida Blasco Ibáñez

Fallece un tercer indigente que dormía en un banco

Un vecino pidió ayuda a la Policía al ver que el hombre, de 46 años, llevaba horas inmóvil en la calle, en Blasco Ibáñez

20.02.2015 | 00:40

La muerte ayer camino del hospital de un indigente de 46 años, M. Á. L. C., que dormía en un banco de la avenida de Blasco Ibáñez, eleva a tres el número de sin techo fallecidos este invierno en Valencia, en un intervalo de sólo 15 días. Las dos primeras muertes fueron asociadas a la hipotermia, ya que se produjeron en un momento de intenso frío y de bajada drástica de las temperaturas. En este caso, sin embargo, los termómetros no bajaron de los 8 grados, aunque la sensación térmica a la intemperie fue más baja, debido a la lluvia y a la elevada humedad ambiental.

De todos modos, será la autopsia que se le practique hoy al cadáver del fallecido la que determine la influencia del frío como desencadenante final de la muerte.

Fue un vecino quien, pasadas las nueve y media de la mañana de ayer, llamó al 091 para alertar a la la Policía Nacional de que en un banco ubicado a la altura del 177 de Blasco Ibáñez había un indigente que llevaba varias horas inmóvil. El ciudadano había observado al sin techo durante horas desde la ventana de su casa, y al ver que no cambiaba en ningún momento de postura, se alarmó y decidió bajar a ver si le sucedía algo. «Cuando lo tocó, estaba inmóvil, no respondía y tenía la cara y el resto del cuerpo amoratado», explica un testigo.

La Policía Nacional pidió una ambulancia del SAMU, cuyo equipo sanitario inició las maniobras de reanimación. Sin embargo, cuando llegaban al Hospital Clínico sufrió una parada cardiorrespiratoria irreversible y falleció.

El primer fallecimiento fue el de Santiago Luján Ramos, de 50 años, el día 4 de este mes en un cajero del centro de Valencia. Un día después moría en plena calle, en el Cabanyal, Julio Martínez Giménez, de 44 años.

Un centenar de personas se concentraron este miércoles en la plaza del Ayuntamiento para reclamar un censo «real» de personas sin hogar y mayor sensibilidad para evitar más muertes y agresiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook