Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre acequias

La lechuza regresa a la huerta

La Sociedad de Ornitología impulsa a través del micromecenazgo el refuerzo de la población de aves nocturnas en l´Albufera y l´Horta

La lechuza regresa a la huerta

L´Albufera de Valencia ha registrado el primer nacimiento conocido hasta la fecha de una pareja de lechuza común en un nido artificial. Se trata de la primera reproducción de estas características que se lleva a cabo en la Comunitat Valenciana y ha sido posible gracias al «Projecte Mussols» impulsado por la Societat Valenciana de Ornitología en el parque natural de l´Albufera y en L´Horta Nord. Hasta la fecha se han colocado ocho cajas nido de madera que suplen la falta de puntos de nificación naturales, una de las principales causas de la regresión que sufre la especie. Igualmente se han llevado a cabo sueltas de rapaces criadas en cautividad, tras un periodo de semilibertad.

De esta manera, se han liberado un total de 41 pollos de lechuza dentro del proyecto «mussols», que ayudarán a repoblar aquellas zonas donde estas aves son escasas o han desaparecido. El proyecto se ha impulsado a través del micromecenazgo en el que han participado más de 100 mecenas.

Las aves nocturnas han estado relacionadas desde la antigüedad a creencias y malos presagios. Los romanos creían que la lechuza era la forma animal que adoptaban las brujas y que se alimentaban de bebés.

Leyendas y mitos sumados a la dificultad de estudiar a los animales nocturnos hace que sean escasos los estudios y más a nivel local. Ante los problemas de conservación de las aves nocturnas y del preocupante declive de especies como el Mochuelo común „un habitante habitual hasta hace unos años en las zonas de huerta„, la Sociedad de Ornitología inició hace cuatro años el denominado «Projecte Mussols». A través del mismo, se han puesto en marcha censos de aves nocturnas, anillamientos, actividades y talleres didácticos y acciones directas de conservación para reforzar las poblaciones de Lechuza común y Mochuelo europeo y colocación de nidos para Autillo europeo, lechuza y Búho chico.

En la huerta de Valencia

Dentro del «Proyecte Mussols», en 2011 comenzó el programa de refuerzo de la población de la lechuza en la huerta de Valencia, concretamente, en diversas comarcas de L´Horta Nord. La Lechuza común («Tyto alba »), que destaca por su coloración prácticamente blanca, es una especie ligada a las zonas humanizadas; crían en buhardillas de casas de campo y de labor, en cementerios, en oquedades de iglesias o similares, alimentándose en áreas abiertas cercanas a sus nidos, normalmente campos de cultivo, provistos de abundantes roedores. Es por ello que los agricultores la han considerado un aliado natural frente a los ratones y topillos. Sin embargo, cada vez hay menos lechuzas en los campos debido, fundamentalmente, a la pérdida de sus puntos de nidificación por la disminución de oquedades, el uso de plaguicidas, la fragmentación de su hábitat y los traumatismos en tendidos eléctricos, cableado y vallados.

Compartir el artículo

stats