09 de julio de 2019
09.07.2019
Proyecto

Los promotores de la noria gigante en la Marina de València quieren crear un 'hub' de megaestructuras

El proyecto de construcción de 'L'Ull de València' se encuentra en fase de tramitación previa y a la espera de conocer al nuevo concejal de Urbanismo

09.07.2019 | 19:17

La empresa Circular View S.L, promotora la noria gigante bautizada como 'L'Ull de València', propuesta al Ayuntamiento de València para ser instalada en la Marina de Valencia, pretende crear un 'hub' en I+D+i para "posicionarse como líderes en la construcción y diseño de estructuras observatorias gigantes" si el proyecto sale adelante.

Fuentes de la promotora aseguran que se establecería un equipo multidisciplinar e internacional, apoyado por startups valencianas y liderado por un elenco de profesionales que ya han construido y diseñado norias de más de 100 metros de altura y de talla mundial. La empresa cuenta con ingenieros que han participado en la construcción del London Eye, Singapore Flyer, Las Vegas Wheel o la noria de Dubai, de más de 250 metros de altura.

Según la consejera delegada de Circular View, Ana María Villamediana "existe la oportunidad de unificar todo ese talento en Valencia, una vez que se empiece a construir la noria, y crear un equipo potente con el 'know-how' adquirido". Los expertos en construcción de este tipo de norias son pocos en el mundo. "Se trata de un mercado con una barrera de acceso especialmente alta".

A parte del gran coste de estas norias gigantes, -el de Circular View es de 120 millones de euros- o las trabas burocráticas a las que hay que hacer frente, se "requiere de una gran precisión en su diseño y en la ejecución de la obra". Señala Villamediana que "se podría afirmar que hay un nicho de mercado, pero se trata de una auténtica obra de ingeniería con grandes medidas de seguridad, que pocos dominan en el mundo".

La compañía estima que participarían una media de 40 personas en la fase de diseño de la noria. "Es una fase complicada que puede prolongarse hasta un año", señala Villamediana.

En la fase de ejecución de la obra, serán necesarios 400 trabajadores, entre directivos, ingenieros, arquitectos, jefes de áreas del proyecto, aparejadores, urbanistas, paisajistas, diseñadores de interiores, obreros, administrativos, traductores, abogados, contables, financieros, publicistas, etc. La delegada apunta que en la construcción del London Eye participaron alrededor de 1.700 personas, desde ingenieros a transportistas de grandes piezas.

Así, mensualmente tendrían que intervenir en la urbanización y construcción del edificio de la terminal una media de 30 ingenieros, 5 arquitectos, 5 expertos en acústica, 2 ingenieros agrónomos, 4 paisajistas, 5 diseñadores de interiores, 36 encofradores, 7 obreros para trabajar en las divisiones verticales, cerca de 14 técnicos en construcción de solados y falsos techos, 9 instaladores de climatización, 11 instaladores eléctricos y 7 mecánicos, y 20 operarios de fachadas y cubiertas.

Villamediana asegura que están en proceso de preselección. "Por ahora, contamos con el apoyo de las ingenierías Starneth, Incosa, y Audiotec, los arquitectos John G. Henry, Toran Arquitectura y el ingeniero agrónomo Enrique Arias Giménez, entre otros". El transporte de las grandes piezas y cabinas estaría a cargo de la empresa valenciana Fleteval.

Sobre en qué fase se encuentra el proyecto, apunta que se está a la espera del inicio de los trámites preceptivos, una vez se nombre a un nuevo concejal de Urbanismo en el consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook