19 de julio de 2019
19.07.2019
Acuerdo

El pacto del Rialto consagra las bicis, el urbanismo verde y el distrito de la innovación

Ribó y Sandra Gómez firman un programa de gobierno con 64 medidas para una ciudad feminista, que prevé acabar la L10 y el Parc Central, con nuevas ordenanzas y una tasa al turismo

18.07.2019 | 23:44
El pacto del Rialto consagra las bicis, el urbanismo verde y el distrito de la innovación

El Pacto del Rialto, que ayer, tras semanas de intensa negociación, escenificaron el alcalde, Joan Ribó, de Compromís, y la portavoz socialista y vicealcaldesa, Sandra Gómez, con la firma del acuerdo programático, contempla un total de 64 medidas repartidas en seis ejes programáticos, en los que se apuesta por una ciudad «feminista», de « oportunidades», «abierta y sinónimo de libertad y cultura». Un programa, que comprende el doble de medidas del anterior (el de la Nau), más «elaborado» y «maduro» que marca la hoja de ruta de los próximos cuatro años, donde las bicicletas y la movilidad sostenible tendrán aún más peso, con nuevas medidas a favor de las dos ruedas y la restricción al coche que se plasmarán en un plan director de la bici.

El nuevo programa de gobierno pone el acento en la reurbanización de las grandes plazas (Brujas, Mercat, Reina, Ayuntamiento y San Agustín), en un urbanismo más verde, que incluye el parque de desembocadura de Natzaret, el soterramiento de las vías del Parc Central y la recuperación del nuevo cauce del Turia. También la remodelación de la obsoleta estación de autobuses y la L10, que conectará el centro de la ciudad con Natzaret, y cuyas obras ya han arrancado.

También se ha marcado como objetivo el nuevo gobierno de coalición el impulso al empleo enfocado a la innovación, reforzando el «cluster» de la Marina de València y modernizando los viejos polígonos industriales para atraer empresas ligadas a los nuevos sectores productivos relacionados con la tecnología y la «economía verde». Ribó destacó, en relación a los espacios portuarios, que impulsarán la comisión puerto-ciudad para reivindicar a la Autoridad Portuaria la cesión de espacios y suelos sin uso.

Sandra Gómez, que en el nuevo gobierno asume las competencias de Desarrollo Urbano, destacó que los próximos cuatro años han de ser los de la rehabilitación de los barrios del Marítimo, Natzaret, Cabanya y Malva-rosa. «En la anterior legislatura tuvimos que atender las situaciones urgentes porque veníaamos lastrados por la corrupción, la mala gestión, la deuda y las tasas de paro insorportable». «Ahora nos hemos marcado concretar y centrarnos en lo importante porque las emergencias ya están más o menos solucionadas», destacó Gómez.

El nuevo programa de gobierno contempla un plan estratégico del comercio y nuevas ordenanzas, como la de tenencia de animales, que consagrará el carácter animalista del gobierno y defenderá el maltrato cero. Una ordenanza donde queda por ver en qué lugar encajan las corridas de toros.

València se reivindicará, según el primer eje programático del Rialto, como una ciudad feminista, que contempla la primera agencia de desarrollo local con perspectiva de género de España. El segundo eje, «Una ciudad de oportunidades y mejores trabajos» incluye diez medidas, entre ellas un programa de atracción y retención del talento, un plan estratégico de comercio, favorecer el recambio generacional en la agricultura o mejorar la fiscalidad local para hacer más progresiva, redistributiva y equitativa.

«Derecho a la ciudad», el tercer eje, recoge 18 medidas, entre ellas el establecimiento de un impuesto turístico progresivo, de acuerdo con la Generalitat y consensuado con el sector, y aquellas herramientas necesarias para evitar un efecto negativo del turismo sobre el derecho la vivienda.

Coche eléctrico y dentista gratis

El Ayuntamiento potenciará una movilidad «más sostenible», donde se incluye el citado plan director de la bici, el impulso de vehículos eléctricos y compartidos y se adherirá la ciudad a la declaración de emergencia climática, además de impulsar un plan integral contra la contaminación.

En el eje cuarto, «Ciudad para las personas», incluye 17 medidas, como extender la red de escuelas infantiles de 0 a 3 años y elaborar un plan de éxito escolar y otro plan local de salud que incluya nuevos derechos como una transición digna a la muerte y la asistencia bucodental.

El quinto eje, «València sinónimo de libertad y cultura», contempla planes para las sociedades musicales, las Fallas o la diversidad LGTBi. Por último, «València capital metropolitana, participativa y abierta», recoge la ley de capitalidad ( pendiente desde hace años y de la que disponen ya Barcelona y Madrid).

Un acuerdo que contempla, en palabras del alcalde, las medidas «para hacer de València una ciudad feminista, de oportunidades y mejores empleos, con derecho, dedicada a las personas, y que es sinónimo de libertad y cultura, así como capital metropolitana, participativa y abierta». Medidas que no serán un brindis al sol porque, según explicó Ribó, «habrá un plan de gobierno y un seguimiento de las propuestas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook