17 de diciembre de 2019
17.12.2019
Urbanismo

La Ceramo se salva de los derribos tras el traslado de la edificabilidad

La recuperación integral de la fábrica se aplaza a 2023 La Sareb obtendrá por permuta una parcela de 2.800 metros cuadrados de uso religioso en la calle Ecuador para edificar 28 viviendas

16.12.2019 | 23:35
La Ceramo se salva de los derribos tras el traslado de la edificabilidad

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de València aprobó ayer la modificación puntual del PGOU que permitirá trasladar vía permuta, la edificabilidad asignada a la manzana de la antigua fábrica de la Ceramo a otro solar dotacional de la ciudad. La modificación puntual fue una de las primeras medidas impulsadas por el anterior concejal de desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, para conservaren su integridad la fábrica, una de las joyas patrimoniales de Benicalap.

En 2016, se llevó a cabo una intervención previa de consolidación del edificio cuya rehabilitación se anunció para 2019. Los plazos, sin embargo, se han alargado y la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, la socialista Sandra Gómez, aseguró ayer que la recuperación de la fábrica tendrá que esperar hasta 2023. Quedan varios trámites aún por aprobar. Una vez aprobada definitivamente la modificación del plan general, a la que la Comisión Territorial de Urbanismo dio el visto bueno en septiembre, el servicio de Patrimonio, dependiente de Compromís, tendrá que aprobar la permuta y posteriormente se redactará el nuevo convenio urbanístico con la Sociedad de Gestión de Activos Bancarios (Sareb), actual propietaria de la edificabilidad de la Ceramo. La entidad ya ha mostrado su interés de permutar la edificabilidad de la Ceramo.

Con el acuerdo aprobado ayer se recalifica para uso residencial una parcela dotacional, reservada inicialmente a uso religioso, en la calle Ecuador, esquina con Manuel Melià, en una zona de expansión de Benicalap con nuevas promociones residenciales, en la que ahora se podrán construir 28 viviendas.

La fábrica tiene 3.141 m2 de superficie y es un un enclave histórico industrial que se recuperará como equipamiento público, explicó Sandra Gómez. En el inmueble está previsto ubicar un centro de interpretación sobre la cerámica valenciana. Además ha habido contactos con los responsables del Museo Nacional de la Cerámica, ubicado en el Palacio del Marqués de Dos Aguas, para instalar en la Ceramo una especie de subsede.

Gómez destacó que frente al destino asignado a la fábrica durante el mandato del PP el nuevo gobierno progresista ha alcanzado un acuerdo para salvar de los derribos la fábrica y conservarla íntegramente, como se ha hecho con la Harinera en Marxalenes o con la fábrica de Bombas Gens, próxima a la Ceramo aunque en este caso la intervención ha sido acometida por la iniciativa de mecenazgo privada.

La Ceramo es un edificio industrial de estilo neomudéjar, que se desarrolló en el siglo XIX y principios del XX. En Ceramo, construida en el antiguo camino de Burjassot, se han fabricado piezas de cerámica que ahora decoran monumentos como la Estación del Norte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook