18 de marzo de 2020
18.03.2020
Levante-emv
Coronavirus en València

Caída sin precedentes en el tráfico de la ciudad

Los principales accesos y vías de la ciudad pierden entre la mitad y tres cuartas partes de la circulación habitual

18.03.2020 | 11:50
Calle Guillem de Castro el dominfgo.

La historia reciente de València no recuerda una reducción del tráfico tan espectacular como se ha producido desde que se decretó el estado de alarma en España. La imagen «fantasmagórica» de las calles de la ciudad, término con el que definió un miembro de la concejalía de Mobilitat Sostenible el momento que vivimos, ya tiene cifras. El Centre de Gestió de Trànsit contabilizó un descenso de la circulación del 73,4 por ciento el pasado domingo, mientras que el lunes, primer día laborable, la caída fue del 58,4 por ciento.

Las cifras impresionan más cuando se observa el detalle de las intensidades medias diarias (IMD) de los últimos días. Por ejemplo, la principal vía de acceso al Cap i Casal, la Pista de Silla (V-31) pasó de registrar 108.202 vehículos el lunes 9 de marzo, a contabilizar a penas 46.181 el lunes 16, es decir, una bajada de 62.021 coches (-57,3 por ciento). Si observamos el detalle del domingo, todavía es más espectacular, ya que se pasó de 71.393 coches a 18.335, solo una cuarta parte de lo habitual. Simplemente impresionante.

La entrada a la ciudad que más acusó el descenso de vehículos en circulación fue, el domingo, el acceso desde Barcelona (V-21), donde la caída fue del 76,3 por ciento, mientras que la avenida Corts Valencianes se llevó el récord el lunes, con una bajada del 62,6 por ciento.

En cuanto a las vías principales del Cap i Casal, los descensos históricos se registraron en domingo en la Gran Vía Fernando el Católico con un porcentaje negativo del 76,1 por ciento, mientras que en la primera jornada laborable del estado de alarma, la caída más acusada fue en Marqués del Túria con un 63,7 % menos.

València viene acumulando en los dos últimos años descensos continuados en el tráfico de la ciudad merced a las políticas de la concejalía de Mobilitat Sostenible para mejorar la calidad del aire de la ciudad, pero la crisis del Covid-19 ha pulverizado todos los registros imaginables en la IMD de la ciudad.

Desde el miércoles 11 de marzo se apreció un importante descenso en el tráfico, primer día en vigor de la suspensión oficial de las Fallas, tras la decisión tomada la noche anterior. Esa jornada el promedio de la caída fue del 4,1 por ciento, mientras el jueves 12 de marzo fue del 7,3 %, en un ambiente en el que ya se hablaban de restricciones por parte del gobierno y recomendaciones claras de no salir de casa si no era estrictamente necesario.

El viernes 13, cuando este mensaje de #quédateencasa se intesificó, se dobló la cifra de reducción del tráfico, hasta alcanzar un descenso del 13 por ciento. El sábado llegó el desplome: Pedro Sánchez anunció el decreto de estado de alarma y la circulación en València se desmoronó hasta el 51,7 por ciento.

Sin embargo, el día en que el tráfico fue realmente «fantasmagórico» corresponde al pasado domingo, con una caída con un promedio del 73,4 por ciento en toda la ciudad, mientras que en la primera jornada laboral del estado de alarma se acumuló una caída del 58,4 por ciento.

Como explicó ayer este periódico la consecuencia inmediata de esta caída abrupta de la circulación de vehículos es la mejora automática de la calidad el aire de la ciudad. La caída de la contaminación superó el pasado domingo el 66 por ciento en los indicadores de gases NO2.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído