13 de junio de 2020
13.06.2020
Levante-emv
Museo

Monumentos a prueba de 'Misión Imposible'

La Almoina estrena un programa piloto para monitorizar los edificios singulares de la ciudad

12.06.2020 | 19:50
Pere Fuset y Gloria Tello señalan uno de los sensores de vitrinas.

Ethan Hunt lo tendrá un poco más difícil sin pretende entrar en el Museo de la Almoina. El céntrico espacio en el que se muestra cómo era la València primigenia es el primer monumento que estrena, de forma experimental, un sistema de monitorización general. Un proyecto piloto financiado con fondos europeos que se pondrá a prueba para determinar si se aplica al resto o a una parte del patrimonio de la ciudad. Y que tiene como objetivos fundamentales tanto la conservación como la seguridad de los mismos. Los concejales de Patrimonio, Gloria Tello, y de Administración Electrónica, Pere Fuset, visitaron la prueba piloto de este proyecto, Smart City.

El subsuelo de la ciudad ha sido acometido a base de fibra óptica, con sensores y monitores de diferentes tipos, que permiten la conexión de la Almoina con la red municipal. El estudio permite tener controlado el espacio con sensores que determinan todas sus constantes vitales: temperatura, humedad o luminosidad. Especialmente importante son los sensores para detectar la presencia de extraños, así como la rotura de vitrinas peo, a la vez conectados con las cámaras de seguridad. Una acción que lo que pretende es mejorar la seguridad de los edificios, pero también cribar aquello que puedan ser falsas alarmas.


Nada menos que medio centenar de nodos se han instalado que permitirían «gestionar el patrimonio mediante la recepción de información constante, que permite la conservación preventiva y ayuda a tomar decisiones». Ejemplos hay en todos los monumentos de la ciudad. Los técnicos que han desarrollado el prototipo destacaban que cualquier irregularidad «se detecta en tiempo real», incluyendo que se supere cualquier umbral de medición: exceso de aforo, de humedad, de temperatura...». Del resultado de este proyecto dependerá la aplicación al resto de edificios singulares que hay en la ciudad. El edil Pere Fuset aseguró al respecto que "esta iniciativa forma parte de un conjunto de 17 del proyecto ImpulsVLCi que están concretándose a lo largo de todo el año 2020 y que se integrarán en la plataforma de Ciudad Inteligente de la que València es un referente. Este en concreto destaca por poner la tecnología al servicio de la salvaguarda del patrimonio histórico justo en el punto donde nació la ciudad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook