30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El realojo de los Bloques inicia hoy su camino legal

El consistorio construirá 92 viviendas en dos edificios para que los propietarios puedan cambiar de domicilio antes de su derribo

Bloques Portuarios en el Cabanyal.

Bloques Portuarios en el Cabanyal.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de València aprobará hoy el encargo a la sociedad Plan Cabanyal de la redacción del proyecto de construcción en un solar municipal ubicado entre Eugenia Viñes y Astilleros, en primer línea de playa, de dos edificios de viviendas destinado a las familias de los bloques portuarios. Estas viviendas sociales de los años 50, como se ha publicado, serán derribadas y el ayuntamiento ofrecerá a los propietarios varias soluciones que van desde la compra de sus propiedades, hasta la posibilidad de realojarlos en las nuevas viviendas que ahora construirá Plan Cabanyal o también permutar sus pisos por una vivienda ya existente de titularidad pública en otro punto del barrio.

El ayuntamiento construirá un total de 92 viviendas, repartidas en dos edificios de tres alturas, en el citado solar. La sociedad recibe ahora el encargo de construir el primer bloque de viviendas y un aparcamiento en la citada parcela.

Este es uno de los primeros encargos de construcción de obra que el ayuntamiento hace a Plan Cabanyal, declarada medio propio y servicio técnico del consistorio, tras la ampliación de competencias aprobada por la Generalitat, a través del EVHA, y el ayuntamiento, a través de Aumsa. Ambas administraciones, que participan al 50% en la sociedad impulsora de la regeneración del barrio, han aprobado esta semana la inyección de dos millones de euros a la sociedad.

La redacción del proyecto de construcción del nuevo bloque de vivivendas de realojo vinculado a la operación Bloques Portuarios cuenta con un presupuesto de licitación de 200.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Regulación de puntos de recarga

Así mismo, el Ayuntamiento de València aprobará hoy en la junta de gobierno la regulación del precio de los puntos de recarga rápida para vehículos eléctricos en vía pública de propiedad municipal, que fijará en 0,30 euros/kilovatios la hora. La tarifa fijada está por debajo del precio del servicio, una decisión que el ayuntamiento justifica por «existir razones de interés público y social» como el cambio climático y la necesidad de fomentar los medios de transporte sostenibles y limpios.

Compartir el artículo

stats