Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienzan las obras de readecuación de la ZAL 23 años después de su aprobación

Las empresas podrán instalarse a partir de mayo de 2022

Recreación de la zona logística del puerto en la Punta. | LEVANTE-EMV

Las obras de adecuación de la zona logística (ZAL) del puerto de València arrancaron ayer, 23 años después de la aprobación de esta infraestructura, acabada y sin uso desde hace lustros, tras varias sentencias judiciales que anularon el plan especial de la ZAL. Las obras de puesta a punto arrancan al amparo de un nuevo planeamiento aprobado por la Generalitat en 2018 que contempla, a instancias del Ayuntamiento de València, gobernado por Compromís y PSPV, mejoras ambientales, como un corredor verde que conectará Natzaret con Pinedo y el Saler. Los trabajos de puesta a punto de la ZAL consisten en la reparación de los desperfectos originados por el abandono y la falta de uso de las instalaciones y son necesarias para la recepción de la infraestructura por parte del Ayuntamiento de València, que asumirá a partir de ahora el mantenimiento y limpieza de sus calles y espacios ajardinados como si de un barrio más se tratase.

Un megapolígono logístico de 72 hectáreas acabado en 2005 y aún sin uso | LEVANTE-EMV

El Ministerio de Transportes, a través de la Entidad Estatal de Suelo (Sepes), formalizó ayer el inicio de los trabajos con la firma del acta de inicio de las obras de acondicionamiento. En diez meses está previsto que acaben y que las empresas puedan empezar a instalarse en este megapolígono logístico de 683.000 metros cuadrados de superficie.

Un megapolígono logístico de 72 hectáreas acabado en 2005 y aún sin uso

Los recursos que han presentado los colectivos vecinales y ecologistas contra el nuevo plan especial de la ZAL, aprobado por la Generalitat en 2018, y contra la licencia de obras municipal para los trabajos de adecuación han sido rechazados por los tribunales. La ZAL echa así a andar con el objetivo, según informaron ayer fuentes del Ministerio de Transportes, de «potenciar la actividad del puerto de València, mediante la instalación de gran número de proveedores de servicios y actividades logísticas en su entorno inmediato, fomentando así la actividad económica de València y la Comunidad Valenciana».

El Sepes licitó las obras de reparación (medidas correctoras) exigidas por el ayuntamiento para recepcionar la infraestructura en junio de 2020 por importe de 5,3 millones de euros y se adjudicaron en noviembre del mismo año por 3,2 millones a la UTE formada por ELIT (grupo Pavasal) y Áreas Infraestructuras.

Una vez rechazado el recurso que Per L’Horta presentó ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales contra las obras de adecuación de la ZAL, dan comienzo los trabajos para reactivar este espacio, que según el ministerio «será un motor económico». De momento ya hay cuatro empresas (Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog Iberia) que se van a instalar allí.

La ZAL del puerto, construida sobre terrenos de huerta de la Punta, se desarrolló en función del convenio de colaboración suscrito el 23 de junio de 1998 entre la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Valencia y el Sepes. El plan especial de la ZAL aprobado en virtud de dicho convenio, fue anulado en 2013 por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat por no contar con todos los informes previstos en la Ley de Costas. El Supremo ratificó el fallo en 2015, una década después de la finalización de las obras de urbanización de la ZAL, que ahora será nuevamente acondicionada.

El ámbito sobre el que se ha desarrollado la ZAL tiene una superficie de 72 hectáreas, de los que 683.232 metros cuadrados pertenecen propiamente a la ZAL y el resto está destinado a los accesos ferroviarios al puerto de València.

La inversión realizada hasta el momento por el Gobierno en esta zona logística asciende a 133 millones de euros.

El convenio administrativo para la construcción de la Zona de Actividad Logística (ZAL) del Puerto con 72 hectáreas de superficie, de las que 68 pertenecen propiamente a la ZAL y el resto a accesos ferroviarios, fue aprobado por la Generalitat, la Autoridad Portuaria (APV) y el ayuntamiento en junio de 1998. Las obras de la ZAL se terminaron en 2005, pero nunca han llegado a estar operativas por los recursos judiciales planteados por los vecinos expropiados de la Punta. El Tribunal Supremo anuló el plan especial de la ZAL en 2015 con las obras ya acabadas. La Generalitat aprobó el nuevo plan de la ZAL en 2018.

Compartir el artículo

stats