Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vandalismo en contenedores cuesta 607.000 euros en 2 años

El concejal Campillo hace un llamamiento al civismo y al cuidado del material urbano

Uno de los contenedores quemados.  | LEVANTE-EMV

Uno de los contenedores quemados. | LEVANTE-EMV

Desde el inicio de la actual legislatura, el pasado junio de 2019, el Ayuntamiento de València ha tenido que invertir más de 607.700 euros en nuevos contenedores a causa de distintos actos vandálicos que se han producido en la ciudad de València.

Así, durante ese tiempo, se han quemado 518 contenedores, divididos en 278 contenedores grises de la fracción resto, 165 eran de papel-cartón y 75 estaban destinados a envases.

En estas actuaciones, el consistorio ha tenido que sustituir los contenedores quemados por unidades metálicas con características similares con efecto disuasorio para los vándalos.

Además, el servicio de Gestión Sostenible de Residuos Urbanos y Limpieza del Espacio Público del consistorio valenciano colabora con la Policía Local y Nacional en toda la información requerida para la persecución de las personas relacionadas con estos actos.

Esta sustitución supone un coste de 1.200 euros para el consistorio si se trata de contenedores de cartón o envases y 1.150 euros si son grises. Respecto a los recipientes de vidrio, no tienen ningún gasto para el consistorio municipal, ya que la reposición corre a cargo de la entidad Ecovidrio destinada a este fin.

El ayuntamiento ha recordado el último acto de vandalismo en torno a los contenedores, el cual se produjo el pasado 12 de junio en la calle Jorge Juan, en el Pla del Remei. En este caso, se quemó un contenedor para envases y otro gris de la fracción resto con una capacidad para 3.200 litros y un coste de 2.350 euros.

Llamamiento al civismo

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo ha hecho un llamamiento «al civismo por parte de la ciudadanía, a cuidar el mobiliario urbano y a tratarlo cómo se merece» y, además, ha mostrado su «indignación» por el hecho de gastar dinero público en sustituir el mobiliario quemado. El concejal ha explicado que «en estos casos, lo que hacemos para persuadir de posibles actos vandálicos, es sustituir estos contenedores por otros metálicos similares, que son resistentes al fuego».

Inspección diaria

Desde el consistorio explican que la inspección y mantenimiento de los contenedores, partes mecánicas, tapas y cuerpo se realiza diariamente.

Además, señalan que cuando se recibe un aviso ciudadano al teléfono 010, por parte de cualquier persona del servicio de limpieza, de la recogida de la inspección municipal o, por su parte, la contrata detecta un defecto en algún contenedor, un equipo se desplaza con una furgoneta, que dispone de todas las herramientas y recambios necesarios para llevar a cabo el mantenimiento.

A lo largo del año, se limpian, tanto por dentro como por fuera, cuatro veces los contenedores grises para la fracción del resto y orgánicos con un equipo de limpieza a presión, dentro de las operaciones de limpieza con agua y, además, se añaden aditivos desengrasantes y odorizantes.

Por su parte, los contenedores para las fracciones de residuos papel-cartón, envases y vidrio se limpian dos veces en el año, con el mismo procedimiento explicado previamente.

Compartir el artículo

stats