Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mano dura contra las peleas y el botellón en los recintos deportivos

El reglamento pretende garantizar la convivencia con el vecindario

Pistas deportivas de uso
exterior en València.  levante-emv

Pistas deportivas de uso exterior en València. levante-emv

La concejalía de Protección Ciudadana ha introducido la posibilidad de aplicar sanciones por el mal uso o incumplimiento de los horario de las instalaciones deportivas de exterior para evitar que la utilización indebida de las pistas urbanas desemboque en problemas de convivencia con los vecinos del barrio.

Restos de botellón y suciedad, en el párquing del pabellón de San Isidro. m.a.montesinos

Así, el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, ha destacado la importancia de esta regulación contemplada en el borrador de la ordenanza para mejorar la convivencia en la ciudad. «Entre las nuevas medidas que establece el borrador de la ordenanza de convivencia vamos a establecer una sanción por el uso indebido de las instalaciones deportivas de libre acceso dependientes de la Fundación Deportiva Municipal, ya que hasta la fecha no había una normativa municipal que sancionara el uso indebido de las canchas, el uso inadecuado y fuera de su horario». De esta manera, «desde Policía Local queremos dar pasos para mejorar la convivencia en la ciudad, evitar esas molestias que muchas veces genera en el vecindario el uso de las canchas fuera de su horario y ordenar un poco más el uso adecuado de esas instalaciones», ha explicado el responsable de Protección Ciudadana.

Establece sanciones para cualquier uso de las instalaciones deportivas al aire libre que perturbe los legítimos derechos de los vecinos y vecinas o de los demás usuarios del espacio público «impidiendo el uso de las pistas deportivas por otros usuarios». Asimismo, también fija multas para el consumo en las pistas de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes. El documento introduce por primera vez la posibilidad de imponer sanciones por incumplir el horario de utilización de las instalaciones estipulado por la Fundación Deportiva Municipal y prohíbe hacer cualquier tipo de reservas o alquilar las pistas a terceros.

!Las instalaciones deportivas de exterior son recursos deportivos magníficos para que puedan hacer deporte en las calles de València especialmente nuestros niños y los más jóvenes, pero es verdad que su mal uso provoca malestar», expone la concejala de Deportes Pilar Bernabé, quien reconoce que «somos conscientes de que hay que garantizar el descanso de los vecinos y por eso creemos que para mejorar la calidad de las instalaciones y evitar deterioros posibles por el uso de noche fuera de los horarios establecidos, esta ordenanza de convivencia ayuda a mejorar y a conservar bien las instalaciones». «Esta medida también contribuye que nuestros niños y nuestros jóvenes puedan practicar deporte en nuestras calles con las mejores garantías», concluye Bernabé.

Compartir el artículo

stats