La ayuda que el lavavajillas brinda en cada casa es impagable. Es este electrodoméstico el que se encarga de lavar y dejar impecable cada uno de los platos, vasos y cubiertos que utilizamos para comer. Además, su utilización no sólo nos hace la vida más fácil, sino que también cuida el medio ambiente siempre que elijamos un buen aparato que disponga de una óptima calificación energética.

A pesar de la estupenda limpieza que nos proporciona el lavavajillas, insustituible para lavar y desengrasar los cacharros de plástico, sobre todo los táper, puede también ocasionarnos algún problema. El principal, fundamentalmente en aquellas zonas en las que el agua es especialmente dura, es que mucho menaje de cristal queda empañado por una película blanquecina que le resta belleza y le proporciona un aspecto muy poco atractivo e incluso envejecido.

Un truco sencillo y barato

Para eliminar esta capa blanca de vasos y vajilla de cristal hay un remedio casero perfecto y muy sencillo de poner en marcha. Además, no sólo acabará con esa incómoda y antiestética pátina, sino que devolverá el brillo de todas tus piezas de cristal como si las hubieses lavado a mano.

Así que, si quieres eliminar de una vez esa capa blanca de los vasos, toma nota: tan sólo tienes que añadir un buen chorro de vinagre de limpieza en el cajetín del abrillantador. Luego, pon el lavavajillas en el programa que habitualmente sueles utilizar.

El truco para recuperar el brillo de los vasos cuando los metes en el lavavajillas. Pexels/Castorly Stock

Cuando acabe, comprueba el estado de vasos, copas y platos de cristal. Si aún están algo emborronados, añade más vinagre blanco de limpieza en el siguiente lavado.

Además de mejorar el aspecto de tus piezas de cristal, con este gesto también ayudarás a que el lavavajillas se limpie de cal y otros residuos, así que todo son ventajas.