La avena. En numerosos foros sobre alimentación la describen como uno de los superalimentos por todas las propiedades que contiene. Y, aunque es conocido su efecto saciante, su contenido en fibra y que ayuda a reducir el colesterol "malo", hay una serie de propiedades de la avena que son desconocidas para la mayoría de nosotros y que ahora os descubrimos.

En el desayuno, con yogurt, con soja, en forma de batidos, como condimento de ensaladas o para elaborar galletas. La avena se "ha colado" en los menús de nuestro día a día. Y no es de extrañar porque se le ha catalogado como uno de los superalimentos. Es saciante, previene el colesterol y es perfecta para el tránsito intestinal. Sin embargo... ¿Conocías estos usos y efectos?

La avena es muy saciante, ayuda a adelgazar y tiene propiedades sedantes

- Cuida el corazón y el cerebro. Seguro que muchos no saben que la avena es perfecta para el corazón en general y, además, para el cerebro. Esto es debido a la gran cantidad de ácido linoleico, omega 3 y grasas insaturadas que contiene.

- Para la piel, en mascarillas caseras. Uno de los usos más efectivos, y desconocidos, de la avena es en la piel. Es perfecta para cuidarla. Por ejemplo, la harina de avena tiene propiedades exfoliantes y es muy efectiva a la hora de eliminar las células muertas de la piel. Además, es recomendable para todo tipo de pieles.

Y, por si fuera poco, tiene propiedades antiinflamatorias. Con avena y con ingredientes fáciles de encontrar como la miel, es posible elaborar mascarillas caseras muy efectivas.

- Equilibra el funcionamiento del sistema nervioso. Por otro lado, hay que señalar que la avena es rica en vitaminas y minerales, entre otros del complejo B. Por este motivo, ayuda a desarrollar, mantener y equilibrar el funcionamiento del sistema nervioso.

- Tranquilizante y sedante. La avena contiene lo que se denomina avenina, que actúa contra el nerviosismo. Así que es perfecta contra el insomnio o el estrés debido a sus propiedades tranquilizantes y sedantes. Esta propiedad es, sin duda, una de las más desconocidas de la avena.

- Remojar la avena. Por último, un aspecto que hay que tener en cuenta tal y como se ha publicado en foros especializados es el tema los "antinutrientes". Se trata de unas sustancias que hay que desactivar para que no interfieran en la asimilación de los nutrientes. En este punto, algo que se desconoce en referencia a la avena es que conviene remojarla para consumirla. De esta forma, se desactivan los llamados "antinutrientes".