15 de octubre de 2015
15.10.2015

Octubre y noviembre, los meses del corredor

15.10.2015 | 04:15

En Valencia Ciudad del Running, dos son los eventos deportivos más populares de la larga distancia. La Media Maratón Trinidad Alfonso que dará el pistoletazo de salida este domingo 18 de octubre y la más conocida, la Maratón Trinidad Alfonso de Valencia que se disputará el próximo 22 de noviembre.

Muchos corredores de todos los niveles suman ya muchos kilómetros en las piernas, muchas horas de dedicación y conforme se acerca el día «D» son muchas las dudas y preocupaciones de cómo afrontar este reto. La preparación psicológica en los corredores y corredoras de fondo es algo ya demandado a día de hoy, sobre todo en pruebas de más de una hora donde el desgaste es obvio y nuestra psique es crucial para poder gestionar bien las fuerzas restantes.

Psicológicamente hablando hay 2 momentos cruciales en esta distancia: Al inicio, los cinco primeros kilómetros ya que determinamos de alguna manera el ritmo de carrera. Y alrededor de los kilómetros 15 al 17 donde se da una crisis, que según como hayamos gestionado la carrera estaremos más o menos centrados con ganas de saborear la meta o por el contrario con ansias de terminarla con esa sensación de ir arrastras.

Los especialistas en Psicología del Deporte aconsejamos que todo corredor y corredora debería visualizar con el plano del recorrido los diferentes puntos a tener en cuenta: Salida, avituallamientos para la hidratación, puntos de ingesta de geles o fruta, los giros de 90 a 180 grados, subidas, bajadas€ es decir, preparar un plan de acción para tener todo lo más controlado posible.
El momento que requiere máxima concentración en una prueba como la media maratón está en el ecuador de la misma (entre los kilómetros 11/12) Ya que llevamos una fatiga física acumulada y aún nos quedan 10/11 kilómetros por delante y es ahí donde la mente puede jugarte una mala pasada, con la aparición de pensamientos negativos. Debemos mantener la concentración al máximo para no bajar el ritmo de carrera y mantener la capacidad de sufrimiento.
A diferencia de otros contextos y ciudades debemos sentirnos afortunados y aprovechar al máximo las ventajas de correr por la calles de Valencia, muchos corredores les sirve como estímulo y refuerzo ver a familiares, amigos y sobre todo a toda una ciudad y animando de manera incondicional a todos los participantes. Así que no hay motivos para venirse abajo y no dejar de disfrutar en este deporte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook