22 de mayo de 2017
22.05.2017

La carrera más popular

El auge de las carreras convierte a la Volta a Peu a València en una prueba familiar donde caben los patines, los triciclos y hasta las mascotas - El porcentaje de «atletas» que cubren andando los 8 kilómetros va en aumento

22.05.2017 | 12:37
La carrera más popular

Salvo para unos contados atletas, no es una carrera para competirla. Ni siquiera para bajar tiempos. La Volta a Peu a València Caixa Popular es, como indica el patrocinador que la apellida, una prueba popular por encima de cualquier otra consideración. La carrera idónea para disfrutar València desde una óptica radicalmente distinta a la habitual. Sin ruidos de motores, sin coches, sin aire tóxico, al ritmo que uno se imponga. Sin prisas, en definitiva. La intrascendencia competitiva y su carácter festivo, familiar, llega hasta el punto de que cada año son más los que deciden cubrirla andando. En plan peregrino, pero sin bastones. Tal es su carácter hiperpopular, que hay corredores más expertos que decidieron borrarla de su agenda hace años. «Es una San Silvestre más larga, pero soleada y primaveral», aducen los que huyen de ella por su masificación. La progresión de otras carreras más competitivas en la ciudad, empujadas por el auge imparable del atletismo popular, han situado a la Volta a Peu, efectivamente, en otra dimensión.

En la de una carrera amable, doméstica, porque pueden correr los niños, los padres y los abuelos juntos. A pie, en patines o en triciclo. Hay quien se lleva hasta el perro. Y, por último, aumenta el perfil del «atleta» desenfadado que aprovecha la ocasión para lucir el chándal de los domingos. Hoy todo el mundo quiere hacer deporte y, si puede ser, lucir un dorsal. Aunque sea caminando con las amigas de la partida de cartas de los martes mientras debaten sobre el precio del tomate de El Perelló. La Volta a Peu también tiene su carácter folclórico. Es el precio a su masificación y a los excesos de colesterol.

La Volta a Peu a València estuvo a punto de registrar ayer un récord histórico en sus 63 ediciones totales –35 de forma ininterrumpida–: se quedó muy cerca de contar con una mayor participación femenina que masculina. Un 49 frente a un 51 por ciento. La carrera, ganada por los atletas del Cárnicas Serrano Agustín Sieres y Davinia Albinyana, donó el importe de las inscripciones a la ONG PayaSOS Hospital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook