03 de noviembre de 2015
03.11.2015

Una turbonada barre Castelló de norte a sur con vientos de más de 120 km/h

Los bomberos tuvieron que rescatar a varias personas atrapadas en coches en Benicarló y Onda Árboles arrancados, caminos cortados y cortes de luz afectan de sur a norte

03.11.2015 | 08:13
Una turbonada barre Castelló de norte a sur con vientos de más de 120 km/h

Llegó de noche, cuando todos dormían, hasta que las fuertes rachas de viento comenzaron a avisar de lo que se venía encima: un intenso temporal de levante que azotó la provincia de sur a norte y que tuvo su especial afección con el inicio de la jornada laboral y escolar. La consecuencia fue la de árboles arrancados de cuajo, carreteras secundarias cortadas por el súbito avance de ramblas, conductores atrapados y la sensación de que el cielo se caía encima.

La turbonada estuvo durante toda la mañana por la provincia, afectando a primera hora toda la zona de la Plana y el Alto Palancia, y desplazándose con posterioridad al norte, sin dejar ninguna comarca fuera de su intensa actividad. Las rachas de viento, según los datos oficiales de la Agencia Estatal de Meteorología a las 14 horas, hablaban de un pico de 122 kilómetros por hora en Fredes, el más destacado de toda la Comunitat Valenciana. Tras este pequeño municipio de Els Ports aparecen Vilafranca, con vientos de 82 kilómetros por hora; Castelló, con 78 Km/h; Torreblanca, con 63 Km/h, o Segorbe, con rachas máximas de 55 Km/h.

Por lo que respecta a las precipitaciones, según los datos acumulados del 1 de noviembre al 2 de noviembre hasta las 13 horas, Benafigos dio el espectacular dato de 156 litros por metro cuadrado, seguido muy de cerca por Castellfort con 146. Otros datos reseñables en la provincia son los 126 de Ribesalbes, 108 de Benassal y del embalse del Sitjar, 103 de Montanejos, 101 de Vall d'Alba, 99 de Vilafranca, 90 de Almenara, 81 de Morella, 43 de Castelló o 42 de Segorbe. El mayor problema para los servicios de emergencia fue el rescate de personas atrapadas en sus vehículos, con especial incidencia en Onda y en Benicarló, aunque afortunadamente sin consecuencias.

En Onda el agua acumulada desbordó el barranco de Beniparrell y convirtió las avenidas Constitución y Serra d'Espadà, así como las calles intermedias, en auténticos ríos. El balance: una mujer rescatada, viales cortados, clases suspendidas, varios vehículos averiados y negocios y viviendas inundadas. Una de ellas, también derrumbada. Informa C. Rodríguez.

En Moncofa los problemas se concentraron sobre todo en la playa, con calles cortadas por la caída de árboles y una pasarela de madera destrozada en los jardines del litoral. Desde el ayuntamiento incluso aventuraban con la posibilidad de que se hayan visto dañados más de un centenar de árboles, que en algunos casos eran retirados por los propios vecinos. En Xilxes las incidencias fueron menores aunque sí hubo inundaciones en algunos bajos y comercios de la zona de playa. En la Vall d'Uixó se cerraron por precaución las grutas de Sant Josep y en numerosos puntos del municipio algunas trapas del alcantarillado reventaron por la fuerza del agua.

Donde también sufrieron de forma intensa el temporal fue en Nules, con un parte de incidencias elevado, como tres vehículos atrapados por agua y caída de árboles en playa, vía pública, l'Estany y el Jardín Botánico, cuyo acceso tuvo que se cerrado por precaución. Además, cayeron una docena de farolas –algunas sobre vehículos–y volaron varios tejados de uralita en casas de primera línea de playa y diversos almacenes. Informa Mónica Mira. Por lo que respecta a Almenara, el agua del mar, con fuerte oleaje, superó de nuevo el paseo y acrecentó más si cabe la regresión del litoral.

En Castelló la Policía Local tuvo una veintena de incidencias relacionadas con caída de ramas y árboles, que obligaron a cortar el camino del Serradal. El desprendimiento de cascotes en la calle Marqués de Salamanca daño un turismo aparcado en la vía pública, mientras que en temas de tráfico se tuvo que cortar la circulación del camino la Ratlla de Benicàssim entre la N-340 y la CV-149, así como los caminos Mercader y Cuadra Villalón.

En Almassora, la zona más afectada volvió a ser la playa, donde el fuerte viento y el abundante oleaje hicieron desaparecer una vez más la arena. Las olas rompían directamente contra el Muro y el paso inferior del camí Benafelí bajo la CV-10 volvió a quedar inundado. Informa Marc Guardiola. Y en Vila-real, la caída de cascotes y ramas sin especial incidencia fueron las notas más destacadas. Informa Xavi Prera. Por lo que respecta al Maestrat, las lluvias dejaron en Benicarló y Peñíscola inundaciones en los puntos habituales en la Ratlla del Terme. Informa Nuria Vernet.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine