12 de abril de 2016
12.04.2016
Investigación

Un técnico dice que firmó contratos "presionado" por temor a represalias

Los jefes de Publicaciones, Gestión e Informática del IVAM describen a la UDEF un ambiente de «miedo»

12.04.2016 | 01:34

Un desfase de 1,7 millones
de páginas en una sola edición

  • La edición realizada de «La colección fotográfica del IVAM» ha sido uno de los últimos elementos incorporados a la investigación contra Císcar y su equipo por los presuntos delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental. El sumario recoge los resultados de las pesquisas de la UDEF.
    El grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional destapa «un desfase» de 1,7 millones de páginas en esta publicación del museo realizada en la etapa de Císcar. Los cinco volúmenes de la obra («El siglo XX», «El retrato y el cuerpo», «El paisaje», «Piezas maestras» y «Fotomontaje y experimentación») suman la desviación indicada, que se concentra (más de 900.000 páginas) en el primer tomo especialmente.
    Por su parte, el conseller de Cultura, Vicent Marzà, aseguró ayer que el Consell está colaborando «al cien por cien» con la justicia en la causa y pidió que los investigados devuelvan «todo lo que han robado».
    El portavoz adjunto del grupo socialista en las Corts, José Muñoz, aseguró que de haber existido el mecanismo de protección de denunciantes de corrupción que ha propuesto su grupo «los directivos y técnicos del IVAM hubiesen podido alertar a las autoridades antes de que Consuelo Císcar dilapidara tanto dinero público»

­El sumario del caso Císcar recoge declaraciones de hasta tres empleados del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) que reflejan el ambiente de «temor» en el museo en la etapa de gobierno de Consuelo Císcar (2004-2014). Es la atmósfera que describen también los agentes policiales tras una visita al centro de arte.

El testimonio al grupo de Delincuencia Económica (UDEF) de la Policía Nacional del jefe del departamento de Publicaciones desde la creación del instituto, José Manuel Granell, es especialmente elocuente.

El funcionario relata los cambios en el procedimiento de contratación de publicaciones a partir de la llegada de Císcar y su equipo (el técnico dejó de proponer a las empresas a las que pedir ofertas y esa función pasó a ejercerla el subdirector de Finanzas, Juan Carlos Lledó, hombre de confianza de la exdirectora y vinculado familiarmente a ella) y algunos hechos que considera irregulares, como el precio «desorbitado» para la edición de los Cuadernos del IVAM.

El inspector jefe del grupo le pregunta entonces „así figura en el sumario del caso, sobre el que Levante-EMV está informando desde el pasado domingo„ si su firma, como jefe del departamento, no era necesaria para estos contratos. Efectivamente, responde el técnico, si bien «lo hizo ´presionado´ por el temor» a que tanto la directora [Consuelo Císcar], Lledó «o alguna persona del ente director pudieran tomar represalias» contra él.

Añade entonces el «´ambiente de miedo´ que invadía» el IVAM en esa etapa, que atribuye „y hace extensiva su opinión a la «práctica totalidad» de la plantilla„ a la personalidad de Císcar, «agresiva e intimidatoria».

Eran comunes, relata, «los gritos y arrebatos de violencia en su lenguaje y gestos, llegando a tirar al suelo un ordenador en una ocasión».

La jefa de Gestión Administrativa, Mercedes Lerma, precisa sobre el ambiente que en su departamento era «bueno», pero que «con el paso del tiempo, Císcar solo se relacionaba con su equipo más próximo, cuyos integrantes fueron trasladados a la cuarta planta» (donde está el despacho de dirección).

El jefe de Informática desde 1993, Alberto Mata, aporta los detalles de este movimiento. Declara a la UDEF que el ambiente se fue deteriorando por «el temor» a Císcar, hasta el punto que entre 2007 y 2008 «todo el personal» firmó un escrito pidiéndole un cambio de actitud y medidas de ahorro. Habla de insultos y gritos «habituales», y de que la respuesta de la entonces directora fue el traslado de los directores de área a la cuarta planta, «aislándose».

Los inspectores de la UDEF manifiestan asimismo a la titular del juzgado de instrucción 21, después de que un técnico del IVAM acudiera al grupo a declarar voluntariamente, que tenían intención de recabar más testimonios entre personas vinculadas al museo. Sin embargo, «se están encontrando bastante reticencias» por parte de las personas contactadas «alegando en su mayoría temor a presiones o despidos», explican a la magistrada.

Este último documento es de octubre de 2015, cuando Císcar hacía año y medio que había dejado el IVAM y tampoco estaba ya la mayor parte de su equipo. Pero el temor les sobrevivía. Al menos, a tenor de los comentarios a los agentes de la Policía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine