28 de octubre de 2015
28.10.2015
Eurocup
Rathiopharm Ulm 7982Valencia BC
 

Genial Vives

Dos triples del joven base en el último instante dan el liderato del grupo de la Eurocopa al Valencia Basket - El conjunto de Pedro Martínez perdía de 15 puntos en el descanso

29.10.2015 | 12:56
Genial Vives

Dos triples de Guillem Vives en el último minuto, el segundo de ellos sobre la bocina, le dieron al Valencia Basket el triunfo en la pista del Ratiopharm Ulm, que dominaba por quince puntos al descanso y que sobrevivió a una primera remontada visitante pero sucumbió ante el arranque final de genio del base catalán.

Con la baja de Sam Van Rossom, Vives, que acabó con 21 puntos y nueve asistencias, tuvo que multiplicar su protagonismo y, si bien naufragó como el resto del equipo en la primera parte, tras el descanso tiró de los suyos hasta darles con un triple a una pierna un triunfo que les sitúa como líderes en solitario del grupo C.

El conjunto alemán saltó a la pista con una velocidad más que un Valencia Basket algo pasmado. Sus exteriores desbordaban con facilidad y encontraban en buenas posiciones a sus tiradores, una situación que le dio las primeras ventajas y obligó a Pedro Martínez a pedir su primer tiempo muerto (13-4, m. 4). El equipo «taronja» consiguió aprovechar unos minutos de inspiración de Justin Hamilton pero su incapacidad para bajar el porcentaje de triples de su rival, que acertó en sus cinco lanzamientos desde 6'75 en el primer cuarto, le impidió recortar su desventaja (25-15, m.10).

Lejos de frenar, el Ulm siguió acelerando. La entrada en la pista de Kane, Brown y Brembly renovó sus opciones exteriores y siguió poniendo en problemas al equipo español con un buen aprovechamiento de las esquinas y con las entradas desde fuera de sus pívots, especialmente Rubin (43-25, m. 16). Ese planteamiento dejaba también espacio para las penetraciones del español Salva Arco, que fue uno de los puntales de los locales.

Viendo que el partido se les escapaba, a los jugadores del Valencia se les empezó a encoger el brazo y, aunque un par de acciones de Vives le sostuvieron unos minutos, el Ulm llegó al descanso con una cómoda ventaja en el marcador (52-37, m.20).

El paso por los vestuarios cambió la cara de ambos equipos. Los locales perdieron ritmo y confianza, en parte por la energía que mostró el Valencia que, bien dirigido por Vives, se metió en el encuentro con un parcial de 2-1. Entonces, el grupo de Pedro Martínez encontró en los puntos de Hamilton cerca del aro y en los de Rafa Martínez desde el exterior el alimento que necesitaba para igualar el marcador (56-56, m.26).

El necesario descanso de Vives y Hamilton cortó la progresión valenciana. A Jon Stefansson, que ejerció de base por la lesión de Van Rossom, le costó mover al equipo y Dubljevic no pudo hacer daño cerca del aro, donde Neuman se había hecho fuerte a base de faltas (67-62, m.30).

El regreso de Vives a la pista devolvió de manera directa la solidez al Valencia que logró por fin culminar su remontada (67-68, m.32). Pero el Ulm no se vino abajo, Kane y Rubin asumieron individualmente la responsabilidad ofensiva y volvió a ponerse por delante.

Un triple de San Emeterio ajustó el partido cuando los locales amenazaban con abrir brecha y el choque entró en un intercambio de errores. Un mate de Brown pareció tumbar definitivamente al Valencia pero entonces volvió a aparecer Vives, primero para empatar el choque a falta de treinta segundos y en la última posesión para repetir triple y sellar el triunfo sobre la bocina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine