En Barcelona

Dos mossos, a juicio por golpear un detenido y falsear su atestado

Los agentes están imputados por los delitos de falsedad documental, denuncia falsa y detención ilegal

06.11.2013 | 19:06

Un juez ha apreciado indicios para llevar a juicio a dos mossos d'esquadra de la comisaría barcelonesa de Ciutat Vella por golpear a un motorista que circulaba sin carné y falsificar después el atestado para imputarle un delito de atentado a la autoridad.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, el titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona da por concluida la investigación sobre este caso de presunto abuso policial y señala indicios suficientes para juzgar a los dos mossos imputados por los delitos de falsedad documental, denuncia falsa y detención ilegal y por una falta de lesiones.

Este caso de supuesto abuso policial en la comisaría de Ciutat Vella, la misma a la que pertenecen los ocho agentes imputados por la muerte del empresario reducido en el Raval, ocurrió en mayo de 2012, cuando presuntamente los dos agentes imputados golpearon con un casco en la cabeza y propinaron puñetazos a un motorista tras perseguirlo cuando circulaba por el barrio sin carné.

El abogado de los mossos recurrió el auto ante la Audiencia de Barcelona, que, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía, ha confirmado los delitos atribuidos a los agentes pero ha pedido al juez que especifique la situación procesal del motorista, imputado a raíz del atestado, antes de remitir el caso a las partes para que presenten sus escritos de defensa y acusación.

Según relata el juez en su auto, el motorista se disponía a aparcar su moto en la calle Mitjà de Sant Pere de Barcelona cuando se percató de que era observado por dos hombres que le "miraban raro", de acuerdo con la expresión que él mismo utilizó en su declaración ante el juez.

Ello motivó que el motorista saliera corriendo y los dos hombres, que resultaron ser mossos d'esquadra de paisano, le siguieron montándose en su propia moto hasta darle alcance.

Tras bajarse de la moto, añade, los dos mossos imputados le golpearon con el casco en la cabeza, por encima del oído, lo que motivó que el hombre cayera al suelo, donde le pegaron un puñetazo en la boca y en el pómulo.

Posteriormente, los agentes lo detuvieron y condujeron a la comisaría de Ciutat Vella, donde los imputados confeccionaron un atestado en el que le atribuyeron los delitos de atentado a agentes de la autoridad y delito contra la seguridad del tráfico.

El juez concluye que hay indicios para llevar a juicio a los agentes de la policía catalana con base en las "numerosas" declaraciones de los testigos, cuyas versiones "no discrepan en sí de lo fundamental", la declaración de la víctima y los informes forenses.

También la Audiencia de Barcelona considera que las lesiones sufridas por la víctima "no parecen compatibles" con los hechos relatados por los mossos imputados "ni con la mínima violencia imprescindible para una detención".



Enlaces recomendados: Premios Cine