07 de abril de 2015
07.04.2015
Tragedia en Marruecos

Cronología: Seis días atrapados en un acantilado

Los tres espeleólogos españoles llevaban dos meses preparando una expedición que resultó fatídica

07.04.2015 | 14:06

Los tres espeleólogos españoles que sufrieron la semana pasada un fatídico accidente en Marruecos habían partido desde Sevilla a finales del mes de marzo junto con seis personas más para pasar unas vacaciones en territorio alauí practicando deportes de riesgo. Eran experimentados montañeros y llevaban dos meses preparando la expedición, según apuntó Julia Ordóñez, mujer de José Antonio Martínez.

Deciden separarse en dos grupos

En la primera parte del viaje los nueve españoles se separaron en dos grupos para recorrer diferentes rutas como estaba previsto. Juan Bolívar, Gustavo Virués y José Antonio Martínez fueron por una ruta de la cordillera del Atlas cerca de la localidad de Uarzazate (donde se produjo el accidente), junto a un guía.

Según contaron fuentes policiales, el grupo había decidido reencontrarse el martes en la localidad de Taghrafet, pero ni Juan ni Gustavo ni José Antonio aparecieron en el lugar convenido. Sí apareció el guía, aunque se desconocen los detalles al respecto.

Denuncia a las autoridades marroquíes

El miércoles los seis españoles restantes denunciaron a las autoridades marroquíes la desaparición de sus compañeros y avisaron al consulado español de Casablanca de la situación, según fuentes policiales. Rápidamente las Fuerzas de Seguridad marroquíes emprendieron la búsqueda de los espeleólogos.

Muere Virués

Durante los primeros días (jueves y viernes) la niebla dificultó la labor de los helicópteros marroquíes en la búsqueda de los espeleólogos, y no fue hasta el sábado por la mañana cuando encontraron a los españoles en un acantilado situado en la provincia de Uarzazate, aunque Gustavo Virués ya no se movía.



Imposible el rescate aéreo

Debido a las condiciones del terreno el rescate aéreo no fue posible en ningún momento y los equipos marroquíes tuvieron que aterrizar el sábado en una zona menos peligrosa situada a unos 45-60 minutos de distancia del lugar del accidente, según informaron fuentes del Ministerio del Interior.

Una vez en el acantilado donde se encontraban los espeleólogos, las condiciones del terreno con desniveles de 200 metros, la nieve y el estado de los españoles, obligaron al grupo de rescate marroquí a retrasar la operación hasta el domingo.

Rescate de Juan Bolívar y muerte de José Antonio Martínez

Los agentes marroquíes tardaron más de 24 horas en completar el rescate de Juan Bolívar, el único superviviente, y lo lograron gracias a la colaboración del propio espeleólogo.

Bolívar recibió los primeros auxilios en la misma zona del accidente antes de ser trasladado al hospital de Uarzazate. La Consejería de Interior en Rabat (Marruecos) informó este lunes que el espeleólogo español se encontraba "estabilizado y descansando".

El otro espeleólogo, José Antonio Martínez había muerto durante el sábado por la gravedad de sus heridas (sufría una contusión en la cabeza y una fractura en la pierna), aunque no se hizo oficial hasta el domingo.



Retraso de la ayuda española

España ofreció su ayuda al país africano desde el miércoles, cuando se supo la noticia, y el viernes tenía listo un avión con cuatro guardias civiles del equipo de montaña y tres agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

Pero no fue hasta el domingo cuando tuvieron permiso del Gobierno marroquí para viajar a la zona del accidente para prestar su ayuda.

Reproches al Gobierno español y a Marruecos

Por ello, desde España se ha desatado la polémica y familiares, amigos y expertos reprochan a Marruecos su falta de medios y su tardanza para permitir la ayuda del Gobierno español y acusan a las instituciones españolas de no haber realizado todo lo posible.

José Morilla, compañero de la expedición, declaró en una entrevista a Canal Sur que "Gustavo Virues murió en la montaña, pero a José Antonio Martínez lo mataron entre el Gobierno español y el marroquí". "No puso los medios necesarios para poder rescatarlo", dijo sobre el Gobierno español.

Otro de sus compañeros, Juan Rengel, señaló que la falta de medios del país alauí, en especial la uasencia de helicópteros adaptados a los terrenos del Atlas, le costaron la vida al espeleólogo español. "Las autoridades marroquíes tienen helicópteros, pero no son los adecuados para acceder a la zona", comentó Rengel.

Por otra parte, el portavoz de la Federación Andaluza de Espeleología, José Enrique Sánchez, aseguró que su organización tenía preparado desde el pasado viernes "a primera hora" un operativo para ayudar en el rescate de los espeleólogos perdidos en el sur de Marruecos, pero que se encontraron con una "negativa constante" de las autoridades alauíes.

Rajoy alaba el "esfuerzo" de Marruecos

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendía este lunes la labor del Gobierno marroquí. Rajoy destacó que las autoridades de Marruecos hicieron "un gran esfuerzo", mostraron "buena voluntad y afán de colaboración" y "desde el minuto uno" estuvieron en contacto con los españoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine