09 de febrero de 2016
09.02.2016
Caso Nóos

¿Quién es José Luis 'Pepote' Ballester?

El medallista olímpico y antiguo amigo de Urdangarin abre la ronda de declaraciones de los imputados

10.02.2016 | 10:25
El exregatista Pepote Ballester.

La declaración de José Luis Ballester Tuliesa, más conocido como Pepote, da comienzo a la ronda de interrogatorios de los procesados en el caso Nóos, uno de los juicios más esperados de los últimos años.

Pepote Ballester fue el primer arrepentido en el marco de las investigaciones. Al haber colaborado en la investigación, las acusaciones piden para él 2 años de prisión por presunta malversación, prevaricación, falsedad y fraude en los contratos del Govern balear con el Instituto Nóos.

Ballester fue imputado en 2011 por el juez José Castro por supuestas irregularidades en la adjudicación de contratos al Instituto Nóos mientras era director general de Deportes de Baleares (entre 2003 y 2007).

Pero antes de ser imputado, Pepote Ballester se dio a conocer en España por ser campeón olímpico de vela en la modalidad Tornado en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. En el ámbito deportivo también consiguió cinco medallas mundiales, entre ellas un oro, como regatista.

El ex regatista, afincado en Mallorca, conoció a la Infanta Cristina antes de que ésta comenzara su relación con Urdangarin. Poco después, en 1985, Pepote y el duque de Palma se hicieron grandes amigos. Sin embargo esa amistad se rompió en 2007, cuando comenzaron a surgir fuertes desavenencias a raíz de las deudas que el ex jugador de balonmano achacaba al Govern por la celebración de dos foros de turismo y deporte en Palma que habrían derivado en el desvío de 2,3 millones de euros.

Ballester fue el primer arrepentido en el caso Nóos. En una de sus muchas colaboraciones con los investigadores, el exregatista llegó a confesar al juez Castro que Jaume Matas le había dado la orden de que "a todo lo que viniese Urdangarin le diese el visto bueno".

Según las declaraciones de Pepote, Matas llegó a pedirle tajantemente que pagara 400.000 euros que reclamaba Urdangarin y que quedaban pendientes por la celebración de uno de los últimos foros en Palma. El dinero no había sido pagado porque Nóos no había realizado todos los servicios a los que se había comprometido. Además, el marido de la Infanta ya no estaba formalmente al frente del Instituto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine