30 de enero de 2016
30.01.2016
Ninots

De magas a "bruixotes de Ribó"

Toni Fornes rescata las protagonistas de la cabalgata navideña en su lote de figuras de políticos

30.01.2016 | 04:15
Fuset con el libro.

Se acerca la Exposición del Ninot y, como suele ser habitual, el «book» del artista Toni Fornes es uno de los que se espera con más interés. Se trata de un artista que da un notable protagonismo a las figuras y, durante estas semanas, alcanza una incontestable «cuota de pantalla». Este año, con el personaje político como recurso más que previsible, su lote de figuras incluirá algunos de los personajes más celebrados.
Tal como era de prever, el nuevo concejal de fiestas, Pere Fuset, será uno de los protagonistas de la Exposición. Aunque es un político del ámbito «local», el concejal de fiestas, sea el que sea, es carne de ninot con asiduidad. Para la falla de Pedro Cabanes-Conde Lumiares, Toni Fornes lo convierte en cuentacuentos con un pijama formado por los logotipos del tripartito. El cuento que está leyendo es «Les 3 bruixotes i el Ribó», en referencia a la cabalgata organizada en Navidad por la Societat El Micalet que fue agasajada por el alcalde, generando una fuerte polémica de opiniones a favor y en contra.

No hay que perder el detalle de la estrella que hay en la chimenea, que no es precisamente muy de Belén, sino más tirando a soviética. El artista persigue «que la escena tenga todas las lecturas posibles y que la puedan adoptar como propia todas las tendencias de pensamiento». Otro detalle es que el libro deja bien claro que está escrito con normas de la Academia Valenciana de la Llengua. «Pere Fuset es bastante fácil para convertir en ninot. Tiene unos rasgos muy marcados y se le puede sacar "punta". El que recuerdo como muy difícil era Félix Crespo, aunque el político más complicado para mi ha sido Alberto Fabra».

Para la comisión de Virgen de Lepanto de Castellar pone en escena a Mariano Rajoy «que es un clásico y la verdad es que es mucho más sencillo». Va convertido en astronauta buscando alguien con quien pactar y con una bandera blanca pidiendo paz por los casos de corrupción». Un alienígena verde asoma la cabecita por un cráter. Es Albert Ribera, otro nuevo en estas lides. «Aunque tiene algún rasgo muy característico, no es de los más fáciles». Si además, va de marciano, la figura se hace aún más grotesco. Rajoy pisa unos chorretones de espuma que se convertirán en boñigas intergalácticas con ojos y con los colores de los partidos en litigio. El lunes empieza la entrega de ninots en su nuevo escenario de la Ciudad de las Artes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine