26 de diciembre de 2015
26.12.2015

¿Es un buen momento para hipotecarse?

Uno de los factores clave en la concesión de hipotecas, tanto para los bancos como para los usuarios, son los índices de referencia a los que se asocie el contrato

26.12.2015 | 11:30
¿Es un buen momento para hipotecarse?

La firma de hipotecas creció el pasado mes de octubre un 7,1%, hasta alcanzar los 19.195 contratos, y el importe medio aumentó un 10,8 % en tasa anual, situándose en 111.711 euros, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estos datos confirman la ralentización en la concesión de hipotecas en el último trimestre del año, con un crecimiento modesto, sobre todo si se compara con el 20,2% de septiembre o el 29% registrado en febrero, tal y como apuntan los expertos de tucasa.com.

Por comunidades autónomas, donde se han presentado las mayores tasas positivas de variación anual en el número de hipotecas constituidas son Baleares (61,8 %), País Vasco (43,7 %) y Canarias (32,8 %), mientras que bajó en siete autonomías, entre ellas la Comunidad Valenciana (-1,6%).

Uno de los factores clave en la concesión de hipotecas, tanto para los bancos como para los usuarios, son los índices de referencia a los que se asocie el contrato. Aquí encontramos el famoso euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, y también el IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), el segundo índice hipotecario más aplicado y que ha generado mucha controversia.

Trayectorias dispares
La principal diferencia entre ambos indicadores es que mientras que el euríbor cotiza en mínimos históricos al 0,078%, el IRHP no baja del 2%, habiendo cerrado el mes de noviembre con un valor medio de 2,132%, según datos del Banco de España.

Además, tal y como indica tucasa.com, esta cotización es 5 milésimas más alta que la alcanzada en octubre, que fue del 2,127 %, y no es su primera subida en 2015, ya que también el valor de agosto (2,18 %) fue más alto que el de julio (2,15%).

Vistos los datos de 2015, es difícil explicar por qué el euríbor ha mantenido una tendencia bajista, quedándose siempre en mínimos históricos, mientras que el IRHP ha encadenado una subida tras otra. Esto, según los expertos financieros, hace que para lograr un diferencial más bajo en la hipoteca, los usuarios tengan que aceptar otras vinculaciones propuestas por el banco.

Ventajas para los compradores
La tendencia para el próximo año es que el IRPH se estabilice y no sufra grandes subidas, por lo que el interés de las hipotecas que se asocien con este índice no aumentará significativamente en 2016. Tampoco lo hará el euríbor, y sus cuotas seguirán tan bajas como lo han sido en 2015, según la mayoría de analistas.

Esto puede animar a muchos españoles a comprar una vivienda, ya que los bajos intereses permitirán tener una cuota mensual asequible que se mantenga más o menos estable.

Eso sí, antes de contratar una hipoteca es aconsejable visitar diferentes entidades financieras para hacernos una idea aproximada del volumen de endeudamiento al que deberemos hacer frente y para conocer qué tipo de préstamo hipotecario necesitaremos, aunque lógicamente hasta que no encontremos la vivienda definitiva no podremos conocer las condiciones exactas que nos ofrecerá el banco o caja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook