24 de marzo de 2016
24.03.2016

El IVF reclama a Paterna 2,7 millones por la «Superguardería»

La deuda corresponde al préstamo que el Instituto concedió a la fundación que compartía con el ayuntamiento para impulsar el proyecto

23.03.2016 | 22:42
El IVF reclama a Paterna 2,7 millones por la «Superguardería»

El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha reclamado al Ayuntamiento de Paterna la devolución del préstamo de 2.750.000 euros que concedió a la Fundación de Innovación para la Infancia (Fiicv) para la construcción de la «Superguardería» en el Parque Tecnológico que impulsaron ambas instituciones.

Se trata, según el gobierno de Juan Antonio Sagredo, de un «grave problema que el consistorio hereda del anterior gobierno del PP tras la liquidación de la «Superguardería» y la declaración de nulidad de la parcela de de 4.015 m2 que el municipio aportó para la implantación de este centro educativo que utilizaba técnicas innovadoras y alta tecnología en el cuidado y educación de los niños.

El propio Sagredo comunicó ayer al resto de grupos políticos municipales la reclamación del IVF durante la Junta de Portavoces, donde mostró su intención de pedir una una reunión con la dirección del instituto para abordar esta situación y estudiar conjuntamente cómo poder afrontar el pago de una «Superguardería» que apenas duró unos meses de funcionamiento debido a su alto coste. No en vano, durante el gobierno del popular Lorenzo Agustí los grupos de la oposición denunciaron gastos indiscriminados, como los casi 18.000 euros de la utilización de coche oficial por parte de la directora de la «Superguardería», Anne de Vicente.

Hay que recodar que esta rompedora Escuela Infantil inaugurada por la Infanta Elena en octubre de 2013 fue creada por la Fiicv en el Parque Tecnológico de Paterna. Esta fundación sin ánimo de lucro, era propiedad al 50 % de Aidico y del Ayuntamiento de Paterna, y nació en 2007 con el objetivo de no sólo crear una escuela infantil que permitiera conciliar la vida laboral y familiar de los trabajadores de esta zona empresarial, si no también de impulsar un centro de investigación pedagógico sobre técnicas que potencien el deseo de aprender y la creatividad de los niños. El proyecto fue un fracaso, ya que en el primer curso tenía matriculados cuatro alumnos y no cubrió en ningún momento las expectativas. De hecho, el centro abrió a mitad del curso 2012-13 y cerró al término del 2013-14.

Por ello, Sagredo responsabiliza directamente de esta situación «a la dejadez y mala gestión del anterior equipo de gobierno del PP que, a pesar dirigir el Patronato, no realizó las tareas de control y supervisión que le correspondían, ya que ni siquiera tenían conocimiento del préstamo de 427.000 euros que la Fundación realizó a Aidico como patrono y sin justificación». Un cúmulo de errores ya que un año después de su inauguración y en fase de liquidación, el Consell Jurídic declaraba nula la cesión del suelo de la parcela de 4.015 metros cuadrados que el ayuntamiento aportó a la Fundación y sobre la cual se construyó la «Superguardería».

Sagredo ha explicado que están pendientes de que el Protectorado de Fundaciones del Consell dé el visto bueno a la propuesta de alcaldía de cambiar los estatutos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine