EN DIRECTO
Sigue en vivo la segunda etapa de la Vuelta: Nimes - Gruissan (203 km)

De psiquiatra

 05:30  

Emili Piera

El prosista y psiquiatra António Lobo Antunes (mejor que el Nobel Saramago) cuenta que en los tiempos en que fue médico militar en la guerra de Angola había combatientes que llevaban un collar con las orejas ensartadas de sus ­enemigos abatidos. Ésa fue, seguramente, una de las visiones abrasadas que le convirtió en escritor, no me extraña que uno de sus libros inaugurales se titule Conocimiento del infierno. La historia del collar de orejas me ha recordado lo lejos que estamos de esa vibrante, brutal, memorable sinceridad cuando decimos que nuestros soldados siguen en Afganistán en misión humanitaria porque durante el día ponen vacunas y por la noche cazan barbudos.
En fin, que con un poco de claridad, Rafael Blasco y sus marañas (y maracas) hubiera sido inviable. La nitidez de concepto —la mejor herencia griega— no es incompatible con la crueldad, pero sí con las maniguas, los recovecos y el esplendor tentacular del pulpo. Siempre dije que Blasco fue un adelantado de la ideología prêt-à-porter, tal vez porque se crió en una de esas absurdas sectas neocomunistas que convirtieron el debate ideológico en ferocidad de mando y bizantinismo tomista. Comprendo perfectamente al conseller cuando no hace mucho emulaba a Lizondo para señalar a sus críticos como agentes catalanes del tripartito. Blasco ya tiene felizmente resuelto el problema del poder: uno lo tiene y lo disfruta y los demás, que traten de explicarlo.
El problema de las marañas es que uno acaba atrapado en ellas, es inevitable. El hombre es lo que hace, que decía algún existencialista, quizás el Sartre de todos los chicos y chicas de mi edad, así que me imagino la cabeza del conseller como una comedia de puertas por donde aparecen y desaparecen los mismos personajes, ahora como benefactores de Nicaragua y después como agentes inmobiliarios, más tarde como dirigentes socialdemócratas ficticios y, al final, como expertos en cooperación, líderes vecinales, campeones hídricos o tíos de la bocina como Harpo Marx. Legal, tal vez, pero de psiquiatra.

  HEMEROTECA

  Viñetas de Raúl Salazar

TEXTO

DESCRIPCION

 Ver galería »

  El humor gráfico de Ortifus

TEXTO

DESCRIPCION

 Ver galería »
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya