15 de noviembre de 2017
15.11.2017
Suscriptor

La violencia también es eso

La madre de la niña asesinada en Alzira no tenía dinero para alquilarse un piso aparte del del agresor y mucho menos para un abogado. De hecho, no tiene ni para enterrar a su hija. La violencia machista engorda y crece en la dependencia económica, un grillete sin respuestas todavía por parte del sistema.

15.11.2017 | 04:15
Para continuar leyendo
Hazte suscriptor Contenidos web
O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
por sólo 3.99 euros al mes
Elige la suscripción que mejor se adapta a ti.
Suscripción Premium
  • Edición impresa
  • Copia digital
  • Acceso contenidos web
Suscripción Digital
  • Copia digital
  • Acceso contenidos web
Suscripción Fin de semana
  • Edición impresa (sábado y domingo)
  • Copia digital
  • Acceso contenidos web