31 de julio de 2016
31.07.2016

Tavernes encarga otro proyecto para rebajar el escalón de la playa de la Goleta

El ayuntamiento, que tiene el permiso de Costas, ha contratado a una empresa para allanar la arena

30.07.2016 | 22:55

El Ayuntamiento de Tavernes iniciará, seguramente la próxima semana, la tercera actuación en la playa de la Goleta con el objetivo de rebajar el gran escalón que se ha generado en la arena y que obliga a los usuarios de esta zona de playa a tener que hacer un gran esfuerzo para acceder al mar.

Después de los trabajos que se llevaron a cabo en San Juan para tener la playa lista para esa festividad y los de hace apenas una semana, que sirvieron como «parche» para atajar el problema solo por unos días, el consistorio va a intentarlo ahora con una actuación de mucha más envergadura.

Entre los concejales del gobierno local de Compromís se extiende el sentimiento de que les serviría con, al menos, poder acabar el verano y disponer a partir de otoño del tiempo para hallar una solución más duradera.

Según ha podido saber este periódico, el consistorio ha contactado con la empresa Cadersa, de Gandia. Hay máxima confianza en esta mercantil por su amplia experiencia en obra pública y porque dispone de maquinaria adecuada para tratar de rebajar el molesto escalón playero.

Los trabajos, con toda probabilidad, se llevarán a cabo la próxima semana y lo más seguro es que se desarrollen de noche para no molestar a los bañistas. La intención de la empresa es poder llevar a cabo la actuación en una sola jornada.

Fuentes del ayuntamiento consultadas por este periódico señalan que estas labores van destinadas a generar una pendiente pero que sea uniforme y no tan abrupta como la que se genera por la acción de las olas del mar golpeando contra la arena.

El coste de estos trabajos, indican las mismas fuentes, rondará los 1.500 euros, que, lógicamente, saldrán de las arcas municipales, puesto que como ya publicó este periódico, Costas, competente para hacerse cargo, no dispone de partida presupuestaria.

Precisamente esta zona es la más concurrida estos días por los asistentes al festival Iboga Summer Festival, que se han encontrado con una barrera que, aunque no es tan elevada como hace unas semanas, pone trabas para que muchas personas, especialmente mayores o con movilidad limitada, puedan disfrutar con tranquilidad de un día de playa en los días que quedan del verano.

El pasado 15 de julio, un centenar de personas, sobre todo vecinos de la zona de la Goleta, ubicada al norte del litoral vallero, y miembros del gobierno local de Tavernes, protagonizaron una protesta ante la Delegación del Gobierno. El objetivo era exigir una solución global al problema que sufre la playa de la Goleta.

La falta de arena hizo que la demarcación de Costas realizara una aportación importante el pasado otoño con una inversión de 800.000 euros. Esta, sin embargo, ahora actúa de barrera cuando las olas rompen en los primeros metros y generan el escalón del que se quejan los vecinos desde que se iniciara la presente campaña estival.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine