25 de junio de 2017
25.06.2017

Morant y González piden una N-332 más segura

Los alcaldes de Gandia y Oliva solicitan a Fomento mejoras en el mantenimiento sobre todo de los arcenes

25.06.2017 | 10:24
Un grupo de ciclistas circula por la N-332 cerca de Oliva.

Los alcaldes de Gandia y Oliva, Diana Morant y David González, respectivamente, han pedido al Ministerio de Fomento que adopte con celeridad las medidas necesarias para descongestionar el tráfico y aumentar la seguridad en la N-332, especialmente a su paso por la Safor. La carretera, la principal conexión viaria y gratuita en el litoral, vuelve a estar de actualidad tras convertirse en las últimas semanas en un punto negro para ciclista, con cinco atropellos mortales, y lleva décadas a la espera de un desdoblamiento que la convierta en autovía.

«La N-332 soporta unos 20.000 vehículos diarios de media, aunque en verano son muchísimos más, y los vecinos conviven con ruidos que superan hasta en veintiséis veces el umbral máximo legal, según algunos estudios de los que dispone el Ayuntamiento de Oliva», explicó su alcalde, David González.

«Una vez superado el atasco, en dirección a Alicante, hay diez kilómetros de recta sin radares –hasta la zona norte de Dénia–, con decenas de pequeños cruces de acceso a urbanizaciones, sin rotondas ni carriles de aceleración. En los últimos accidentes obviamente ha habido un factor clave, los conductores iban bebidos y drogados, pero no solo se producen accidentes con ciclistas, es el día a día», añadió González.

Por su parte, Diana Morant apuntó que «la liberalización de la AP-7 es una solución más rápida y económica que el desdoblamiento de la N-332. Pero tampoco sería suficiente la simple liberalización; haría falta conectar esta vía con los municipios y con otras arterias que conectan la costa con el interior». La vía forma un cuello de botella en Oliva antes de encarar una recta de 10 km y adentrarse en la provincia de Alicante por Dénia. En su camino los conductores se topan con una nacional «donde el peligro se multiplica, dada la velocidad que se puede alcanzar» y por el «mal estado de los arcenes, sucios, con grava o vegetación y, en algunos tramos, inacabados», se lamenta Morant.

«El propio mal estado de los arcenes hace que los ciclistas tiendan a ocupar la parte central de la carretera, por eso hemos reclamado al Ministerio un mejor mantenimiento de esta carretera», añadió la alcaldesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine