27 de junio de 2017
27.06.2017

Socorristas fuera de servicio rescatan a un kitesurfista que quedó atrapado en el mar

El hombre se encontraba a medio kilómetro de la costa de Tavernes y perdió el control de la cometa por la falta de viento El servicio de salvamento ya había acabado su jornada laboral

27.06.2017 | 00:23
Momento en que el kitesurfista (pantalón verde) es sacado del agua.

Un equipo de socorristas de Vadepsa, la empresa que presta este servicio en la playa de Tavernes de la Valldigna, logró rescatar, la tarde noche del pasado sábado, a un kitesurfista que se había adentrado más de medio kilómetro en el mar y no podía regresar a la orilla por su propio pie después de que la falta de viento derribara el cometa con el que movía su tabla.

Los hechos ocurrieron alrededor de las nueve de la noche. A esa hora ya no había socorristas en la playa, ya que el servicio acaba a las 19.30. Pese a ello, el coordinador de Vadepsa, Adrià Simó, recibió el aviso de parte de Capitanía Marítima de que alguien se encontraba a la deriva a 500 metros de la costa vallera. «En ese momento llamé a varios compañeros para ver quién estaba cerca y podían acercarse para tratar de sacar a esta persona». Ràpidamente se montó un equipo que se desplazó hasta la playa. Uno de ellos usó la moto acuática para llegar hasta la persona, que se había agarrado a la vela para no hundirse.

En apenas diez minutos, los socorristas lograron sacarle a la orilla, donde esperaban varios efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil. Como se aprecia en la imagen que acompaña a esta información, el joven, que tenía unos treinta años, salió junto al cometa con el que practicaba kitesurf. El hombre no precisó de ayuda médica.

Según fuentes consultadas por este periódico, todo apunta a que el viento se detuvo justo en el momento en que se encontraba practicando este deporte acuático, motivo por el cual la vela cayó al agua y posteriormente ya no pudo volverla a levantar.

El rescate tuvo lugar a la altura de la playa de la Goleta de Tavernes, toda vez que el accidentado había entrado a practicar kitesurf en la zona de El Brosquil, entre las playas de Tavernes y Cullera, en un punto en el que hay un espacio habilitado para los amantes de esta modalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine