El público elige el mejor helado

El paseo marítimo acoge desde hoy una competición de 16 heladeros españoles para elegir finalistas al título europeo

05.07.2013 | 10:37
Una pareja degusta helados como los que hoy se producirán en el paseo marítimo.
Una pareja degusta helados como los que hoy se producirán en el paseo marítimo.

Remedio para el calor. Un jurado mixto de expertos y público decide entre este viernes y el domingo qué helados artesanales merecen pasar a la final europea de la competición. Las degustaciones son de 13 a 24 horas.

Desde este viernes hasta el domingo tiene lugar en el Paseo Marítimo de Valencia el mayor concurso de helados artesanales, el «Gelato World Tour», donde el público actuará como jurado.

Se trata de un certamen mundial que hace escala en la ciudad de Valencia, convirtiéndola en la capital del helado artesanal, y también, en el escaparate europeo de primera categoría para la industria pastelera artesanal.

Un total de 16 heladeros españoles participan en este acontecimiento internacional, de los que tres seleccionados pasarán a la gran final del certamen, que se celebrará en Rimini (Italia) en septiembre de 2014.

El público asistente deberá adquirir el «Gelato Pass», un cupón que tiene un precio de cinco euros y da derecho a degustar tres tarrinas de helado artesanal. También podrán asistir a demostraciones gratuitas y en directo de los heladeros, impartidas por profesionales del sector.
La única parada en España será en en Paseo Marítimo de Valencia, donde los maestros del helado mostrarán sus productos tradicionales y nuevas creaciones para someterlas a las votaciones de un jurado experto (50 %) y del público (50%).

Cada competidor producirá, en el reto, solo el sabor que considere su «caballo ganador». El helado artesanal que se produzca será vendido y a partir de ahí se someterá al voto del jurado mixto.

Este acontecimiento organizado por una compañía italiana de máquinas de helados artesanales incluye ocho etapas, en otros tantos países de los cinco continentes, desde mayo de 2013 hasta septiembre de 2014, con el objetivo de elegir el «mejor heladero del planeta». Asimismo, el 10% de los beneficios logrados, se destinará a la institución del Cottolengo del Padre Alegre.

La primera etapa del concurso, realizada en Roma, reunió a más de 130.000 personas y vendió cerca de 95.000 tarrinas de helado artesanal y 30.000 barquillos (más de 5.700 litros).

En Roma los tres primeros puestos fueron para Francesco Mastroianni, Giuseppe Lancierini y Emanuele Montana con helados de pistacho, naranja y tarta de manzana. Los tres estarán en la final, donde se enfrentarán a los españoles que ganen ahora.