Marina Real Juan Carlos I

Azulejos modernistas del Tinglado 2 del puerto caen sobre la acera

Cercle Obert de Benicalap exige al Consorcio que mantenga y rehabilite este Bien de Relevancia Local

25.11.2013 | 10:44
Espacio de las cenefas que ocupaban algunos de los azulejos caídos.
Espacio de las cenefas que ocupaban algunos de los azulejos caídos.

En el privilegiado entorno de la Marina Real Juan Carlos I, mientras el Ayuntamiento de Valencia deshoja la margarita del futuro de la fachada marítima de la ciudad, los tinglados del puerto languidecen lenta pero inexorablemente. El más afectado por el abandono y el paso del tiempo es el Tinglado 2, situado junto al edificio de Aduanas. Esta semana, varios azulejos de las cenefas superiores del edificio, situadas a media altura, cayeron sobre la acera, sin causar daños a los viandantes. Se trata de piezas pequeñas que permanecen, rotos, en el suelo, tal como pudo comprobar ayer Levante-EMV tras una denuncia de Cercle Obert de Benicalap.

La entidad, dirigida por César Guardeño y Antonio Marín Segovia, ha enviado otra queja al Síndic de Greuges, después de que José Cholbi archivara el expediente abierto tras una denuncia en febrero de la entidad al indicar que el propietario era el Consorcio 2007. «Si tanto el Síndic como el Ayuntamiento de Valencia consideran que es suficiente con enviarnos un escueto informe de apenas 9 líneas en las que sólo se nos explica la cesión de los tinglados al Consorcio 2007, creo que algo esta fallando», explica Marín Segovia.

Cercle Obert insiste en el «lamentable» estado del tinglado. «Las estructuras metálicas presentan un estado de corrosión preocupante y muchos de los azulejos de cerámica modernista y con motivos relativos al mar están desapareciendo», explican desde la entidad, que hacen hincapié en que los azulejos caídos «permanecen tirados allí a pesar de su valor patrimonial».

« Un ejemplo más de una política cultural nefasta y negligente que consigue con su falta inversiones, vigilancia, falta de mantenimiento regular, etc. que se estén perdiendo de manera progresiva todos los elementos originales para ser sustituidos por burdas imitaciones», explica Marín Segovia. La entidad recuerda que el ayuntamiento, tras 9 meses del primer requerimiento, «sigue dando largas». «Los resultados son catastróficos», califican: «Si las cosas se hicieran cuando toca evitaríamos la desaparición y perdida de material original de un bien protegido». Cercle Obert exige al propietario de las edificaciones «que inicie las obras de intervención urgentes que necesita este Bien de Relevancia Local».

Cholbi insta a que el consistorio responda
El Síndic de Greuges, José Cholbi, ha dictado una resolución en la que insta al Ayuntamiento de Valencia a que responda a las peticiones y preguntas de Cercle Obert de Benicalap y «extreme al máximo los deberes legales y dicte resolución motivada en contestación a todas y cada una de las cuestiones planteadas» por César Guardeño en lo referente a la antigua Fábrica de Bombas Gens. En marzo y en junio se presentaron sendos escritos al consistorio que, hasta la fecha, no han sido respondidos, tal como informa la entidad Cercle Obert de Benicalap.