La Generalitat tendrá que pagar la reparación del emisario de Vera

Deberá abonar al ayuntamiento los 891.350 euros que se gastó en los trabajos de urgencia

28.11.2013 | 10:29
La empresa encargada de reparar el emisario de Vera acota parte de la playa.
La empresa encargada de reparar el emisario de Vera acota parte de la playa.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 6 de Valencia ha condenado a la Generalitat Valenciana a pagar al ayuntamiento los 891.350 euros que costó reparar el emisario de Vera hace ya más de tres años. El tribunal establece que las obras, ejecutadas de urgencia por el consistorio, debe pagarlas la Entidad de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente, que tiene encomendado el mantenimiento del citado emisario.

Según fija la sentencia, el 5 de septiembre de 2009 se produjo una rotura de la tubería a aproximadamente 200 metros de la línea de costa, concretamente en tres juntas situadas en un espacio de unos 30 metros de longitud.

Una vez detectado el vertido, el Ayuntamiento avisó a la Epsar para que procediera a la reparación de la tubería, pero ésta, aún admitiendo que lo había hecho en ocasiones anteriores, se negó a ello, por lo que el ayuntamiento elaboró un proyecto de urgencia y procedió a su reparación. Luego, pasó la factura a la entidad metropolitana y ésta, a través de la Conselleria de Medio Ambiente, terminó yendo al contencioso.
Argumentaba la Generalitat que al Epsar no tiene financiación para gastos extraordinarios y que las reparaciones corren a cargo del titular del emisario, que es el consistorio. Si hizo reparaciones con anterioridad, dice, es porque le sobraba dinero del canon de saneamiento, circunstancia que no se daba ahora. Argumentaba también que la encomienda de gestión del emisario no incluía la realización de reparaciones.

El tribunal, sin embargo, descarta los elementos primeros de su argumentación y se va directamente a esa encomienda de gestión aprobada por la Junta de Gobierno del ayuntamiento en 1994. Ese documento encarga a la entidad pública de saneamiento "la gestión, control y mantenimiento preventivo" del emisario y la autoriza a hacer cuantas obras de "reparación y conservación resultaran necesarias". El tribunal, por tanto, no tiene dudas de que las funciones de control y mantenimiento llevan consigo la obligación de hacer reparaciones", algo que, además, ya había hecho en otras ocasiones asumiendo la responsabilidad de los proyectos.

Noticias relacionadas