25 de abril de 2015
25.04.2015
Centenario de la Coronación de la Virgen

Camareras de oro y diamantes en Campanar

Elena Torrijos y Consuelo Aguilar, cuñadas y seguidoras de la patrona del barrio, recuerdan los años en los que fueron clavariesas hace 50 y 25 años, respectivamente, cuando se cumple el centenario de la coronación de la Virgen

25.04.2015 | 04:15
Camareras de oro y diamantes en Campanar

Hace años que las camareras de la Virgen de Campanar son todas las mujeres que así lo deseen y formen parte de la cofradía. Sin embargo, hace 25 y 50 años, la elección se hacía por sorteo. Elena Torrijos y Consuelo Aguilar recuerdan cómo vivieron ellas la fiesta cuando fueron camareras de la Virgen en dos años muy especiales.

Mucho han cambiado las cosas desde que Elena Torrijos y Consuelo Aguilar fueron camareras de la Virgen de Campanar en dos años señalados, justo cuando se celebraban las bodas de oro (1965) y las de diamantes (1990) de la coronación de la Virgen de Campanar, de la que son seguidoras «de toda la vida». Por ello, este año „que se celebra el centenario de la coronación„ quisieron echar la vista atrás y recordar esos años en Levante-EMV.

Por aquellos entonces, cuando una vecina del barrio cumplía 16 años, la metían «en la bolsa de las solteras» y, cuando vivía en matrimonio, su nombre pasaba a integrar «la bolsa de las casadas». Y es que la elección de las camareras de la Virgen se hacía mediante sorteo. La suerte hacía que seis mujeres solteras del barrio y otras seis casadas formaran un grupo indivisible donde no había ninguna protagonista. Se encargaban de limpiar la iglesia a fondo y preparar la ropa del párroco, además de elegir un motivo que los vecinos pudieran adquirir para recaudar fondos „una medalla en el año de Elena y un reloj en el de Consuelo„, realizar actividades y organizar la fiesta en lo que compete a las camareras de la Virgen.

Que su nombre saliera de aquellas «bolsas» les hizo una tremenda ilusión. Tanto a la una como a la otra. «A mí me apuntó en la bolsa una vecina y me hizo mucha ilusión salir de soltera», explica Elena Torrijos. Su cuñada, Consuelo, tuvo que esperar hasta el año 90 para salir elegida, ya como mujer casada. «Esperé mucho tiempo... pero salí camarera el año de las bodas de diamante... ¡No me lo podía creer!», relata Consuelo. Hace muchos años que ya no hay bolsa alguna para elegir a las camareras, que hoy se incluyen en la cofradía y salen todas juntas. Sin embargo, el fervor con el que viven la fiesta es el mismo que hace años. «Cuando has formado parte de Campanar siempre tienes presente a la Virgen. Es mucho más que un tema religioso o de iglesia. Es una tradición muy arraigada en el barrio», afirman las dos protagonistas tras destacar la figura de una compañera: Asunción Bartual Pino.

Las fiestas del Centenario de la Coronación de la Virgen concluyen hoy con una misa en la plaza de la Iglesia (12 horas), una «mascletà», otra misa (19 horas), la tradicional procesión (20 horas) y un castillo de fuegos artificiales, a las 22 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook