28 de octubre de 2015
28.10.2015
Movilidad

La EMT será gratis para los parados con rentas bajas

La condición es estar empadronado en Valencia y tener unos ingresos anuales por debajo de lo que la OCDE considera umbral de la pobreza

28.10.2015 | 04:15
Giuseppe Grezzi y Josep García durante la presentación del bono «EMT amb tu».

Los autobuses urbanos de Valencia serán gratuitos para los parados con rentas bajas y para sus familias. Así lo anunció ayer el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, y el gerente de la EMT, Josep García, que calculan que la medida puede beneficiar a unas 75.000 personas y costar alrededor de 600.000 euros a las arcas municipales.

Lo anunciado ayer por Grezzi es un nuevo título llamado «EMT amb tu», un bono social para beneficiar a las personas más afectadas por la crisis económica. Concretamente, podrán acceder a este título los desempleados cuyos ingresos estén por debajo de lo que la OCDE considera umbral de la pobreza, es decir, parados que no perciban más de 7.455 euros al año; también su pareja si esos ingresos no superan esa cantidad más la mitad de la misma (11.182 euros); e incluso sus hijos añadiendo a ese listón un tercio de los 7.455 euros por cada uno de ellos.

El único coste de este título será de 10 euros para todo el año, más 3 euros de la tarjeta. Y para conseguirlo habrá que estar empadronado en Valencia y certificar documentalmente la condición de parado y los ingresos, para lo cual ya se han abierto conversaciones con la Agencia Tributaria. La idea es empezar a tramitar solicitudes en un plazo de dos semanas y estar operativos el 1 de enero del próximo año.

Inicialmente, se calcula que la medida puede beneficiar a unas 75.000 personas, entre las que no estarán, eso sí, los usuarios de los pueblos a los que llegan los autobuses urbanos de Valencia, como Burjassot o Xirivella, pues «no hay un ente metropolitano que gestione la movilidad ni un contrato programa que la financie», dijo Grezzi.

Y el coste para la Empresa Municipal de Transportes puede rondar los 600.000 euros, una cantidad «irrelevante» para el presupuesto general que además puede revertir en la empresa cuando los nuevos usuarios hayan superado la crisis y empiecen a pagar, explicó el concejal.

«Es un compromiso electoral que teníamos y que el nuevo gobierno municipal ha asumido. Queremos que la EMT sea de verdad una empresa de transporte público que sirva para ayudar a la movilidad de todas las personas, también de aquellas que por la crisis han sufrido un grave deterioro de su economía familiar», explicó Grezzi.

Matices de Ciudadanos
En relación con este asunto, el concejal de Ciudadanos Narciso Estellés explicó que su grupo está de acuerdo con la medida, aunque acompañada de un plan de viabilidad. Y es que a su juicio, el coste puede superar el millón de euros y debe estar incluido en los presupuestos, pues no quieren que esto se haga «a costa de la plantilla». Así mismo, lamenta que no se incluya a los pueblos y se hagan «distinciones». «Si tienen un problema de estructuras que no lo lleven a la gente. Si es una medida social, que sea una medida social», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook